jueves, 2 de junio de 2016

Trabajo Sexual NO es Trata: historias en primera persona

 Trabajo Sexual NO es Trata: historias en primera personaITTEAR

http://friendlylife.com/videos-trabajo-sexual-en-primera-persona-la-cara-oculta-de-la-moneda/
Por Gabriela Lardies
Por lo general, las veces en las cuales oímos la palabra prostitución viene asociada de otras como “trata”, “explotación”, “proxenetismo” y demás términos que relación esta práctica con ejercer violencia sobre las mujeres, con cosificación o machismo.
Sin embargo, mediante este articulo queremos escuchar a esas voces que suelen quedar relegadas en el debate. La trata de personas existe y es necesario erradicarla, la situación de prostitución (así se denomina a quienes ejercen la prostitución sin elegirlo)  también es una realidad. Erradicando el riesgo y la persecución que sufren muchas personas por dedicarse a los servicios sexuales, esta labor podría considerarse como cualquier otra. Al hablar de estas cuestiones, es necesario saber que si estas prácticas estuvieran reguladas por el estado y estas personas contarán con todas las posibilidades, sin que sus derechos fueran vulnerados ni debieran correr los riesgos que muchxs sufren, ya no se enmarcaría por fuera de la legalidad y la lucha contra las mafias de quienes sacan provecho con el tráfico de mujeres contaría con más herramientas para ser combatida.
De esta manera nos damos cuenta que el primer paso para erradicar la trata y el proxenetismo es elempoderamiento, la visibilización, la erradicación del estigma y la reglamentación por parte del estado para que la violencia pueda ser denunciada y combatida.
georgina
Por eso, a través de este proyecto que vamos a presentar, se busca dar voz a ese sector invisibilizado de las personas que eligen el trabajo sexual por plena elección.
Con el apoyo de AMMAR (La Asociación de Mujeres Meretrices de Argentina), el sindicato de trabajadoras sexuales que funciona en CTA, Central de Trabajadxs de Argentina y el apoyo de su secretaria general Georgina Orellano; este colectivo audiovisual (integrado por  Mai Staunsager, Diego Tamayo Tamayo y Leonor Silvestri) define de esta manera su labor “Trabajo Sexual en Primera Persona es un proyecto autogestivo feminista sin fines de lucro de visibilización de las prácticas del trabajo sexual lato sensu, es decir, todo tipo de trabajo sexual autónoma, libre, escogida para derribar el estigma y dar voz a aquellas personas que quieren diferenciar el Trabajo Sexual de la Trata. (..)Nuestra intención es realizar entrevistas a cualquier trabajador o trabajadora sexual, desde asistentes sexuales, escorts, gente que trabaja en privados, personas que trabajan en el porno, o camgirls, hasta Trabajadoras VIP, bailarinas etc.
naty

Vamos haciendo de acuerdo a quienes desean testimoniar de manera alegre acerca de las ventajas y lo bueno que tiene la profesión que eligieron con el mayor de los respetos, y desde un punto de vista descriminalizador, no punitivsta, no victimista y no patologizador contra la moral hegemónica que confunde el trabajo sexual y la Trata de personas  con fines de explotación sexual. Sentimos que era necesario hacer hablar en lenguaje visual porque muchas personas eligen el trabajo sexual como salida laboral no debido a traumas, falta de opciones o de manera impuesta; sino porque lo desean, lo quieren realizar, o les da grandes beneficios.
tb2
Leonor Silvestri, diagnosticada como discapacitada legal, explica “Con mi diagnóstico comencé a entender otras aristas del trabajo sexual, ya no como Dominantrix (trabajadora sexual BDSM), sino como discapacitada que requiere asistencia, que en algún momento puede llevar, por qué no, a una asistencia sexual. Más que un por qué, el proyecto es un cómo, un cómo encontrarnos, cómo organizarnos, cómo hermanarnos, cómo tener espacios de contención ante tanta discriminación, estigmatización, marginalización, hostigamiento y represión que vivimos tanto las trabajadoras sexuales como quienes nos solidarizamos y trabajamos junto a ellas.” El colectivo defiende el derecho de lxs trabajadorxs sexuales de poder contar con un ejercicio de la sexualidad seguro y placentero,  por eso apoyan la iniciativa de que la práctica sea reglamentada y como una opción elegida por quienes la ejercen .”El campo cultural está en las calles de los barrios marginalizados y menos pudientes, por donde recorren los tacos de Ammar y demás activistas feministas pro sexo,  independientes y orgánicas. Lo que intento decir es que oponerse al trabajo sexual es también perder la perspectiva no solo de género sino también de clase y migración dado que muchas trabajadoras sexuales llegan hasta nuestra región o no pertenecen a las clases sociales que gestan discursos abolicionistas que solo benefician la clandestinidad, la deportación, el cierre de fronteras, etc.” explican los realizadores.
Trabajo Sexual en Primera Persona cuenta por el momento con cuatro videos donde entrevistan a mujeres que deciden ejercer esta labor por elección propia y haciendo hincapié en la libertad con la que se manejan para ejercerlo. Muestran como fue su camino de empoderamiento al elegir y reglamentar ellas mismas su profesión, sus experiencias y su cotidianeidad.
#1 – Georgina y Naty
#2 – María Riot
#3 – Stella d’Vita
#4 – Cherrie y Pixie
El equipo detrás del proyecto
mai
Mai Staunsager: Artista visual y diseñadora gráfica independiente. Estudio Historia de las ideas en la Universidad Aarhus, Dinamarca, y Sexual studies y cine en Universiteit de Amsterdam, Holanda y Arte Visual en School of Visual Art, New York. Hace 7 años viaja  a Buenos Aires para colaborar  en proyectos  artísticos locales. En la actualidad realizando documental en conjunto sobre trabajo sexual y documentando historias de la gente que se cruza en su camino.
leonorLeonor Silvestri: Franca-tiradora, deportista de combate amateur, discapacitada legal, poeta, traductora especializada en literatura antigua, profesora de filosfía anti académica. Algunos de sus libros son La guerra en curso (tetralogía de poemas publicada en París); Irlandesas 14 poetas contemporáneas (Bajo La Luna); Catulo, poemas una introducción crítica (Santiago Arcos), Games of crohn: Diario de una internación (Milena Caserola). Formó parte de Ludditas Sexxxuales y Manada de Lobxs con quien publicaron respectivamente Ética amatoria del deseo libertario y las afectaciones libres y alegres y Foucault para encapuchadas. Se dedica, asimismo, a la actividad visual con producciones tales como la saga Quiero flashear ser progre.

diegoDiego Tamayo Gutiérrez. Nació en México DF un 6 de febrero de 1991.
Actualmente cursa su último año de la carrera de compaginación
cinematográfica en la Universidad del Cine, en Buenos Aires. Desde el año
2009 se ha vículado con el ambito cinematográfico universitario y desde
entonces ha participado en más de treinta cortometrajes para las universidades
IRM, CCC, CUEC, FUC y ENERC; entre los que se destacan “Higos” (BAFICI
2014) y “Boom” (FICUNAM 2011).

No hay comentarios:

Publicar un comentario