miércoles, 17 de febrero de 2016

novela

Hace años, casi 20, antes de que existiera el queer y cuando las travas prendian fuego legislaturas y no querían ser señoras de bien progres ni funcionarias de ningún gobierno, yo tuve la suerte de conocer un transgénero masculino, cuyo nombre no diré porque no sé si quiere que yo mencione este recuerdo. su presencia fue fundamental en mi vida, yo era joven, tenía menos idea incluso que ahora de muchas cosas. él era una persona grande, grande para mi en esa época, tenía 40 y pico de años, trans masculino (no exactamente varón) puto y sado. era una de las personas más fascinantes que yo haya conocido. de esa persona aprendí el arte de mutar. cuando su momento así se lo pidió esa persona que había sido muchas otras (una mujer hetero, una lesbiana clásica,un transgénero S/M masculino homosexual) también volvió a cambiar para poder vivir algo que se le presentaba: un amor. así fue, que sin volver de adónde había partido, construyó otro existente más: una persona femenina, tal vez sin género establecido, que tenía relaciones sexuales con un varón supuestamente heterosexual, que gustaba mucho de la ahora devenida "ella" otrora "el" sin importarle demasiado ni los debates LGTB ni las modas queer. No sé que fue de esa persona, no he tenido más contacto, ni falta hace, aunque la rueda del destino quiso que producto de piratear un artículo de Preciado con su traducción y liberarlo (como está ahora) pese a la negativa de quienes comisionaron tal vez haya sido reprendidx y se haya enemistadx conmigo (siempre hay alguien que pone plata para algo que debería ser libre y no se banca que sea liberado, genera rumores y problemas). Lo cierto es que esa libertad de circulacion de traducciones y textos no vino de su mano (el archivo a liberar con el texto de preciado en su traduccion no habia venido de su mano aunque eso crea la persona que encargo y pago la traduccion y que ahora -teniendo poder prestigio y contactos en las altas esferas- siempre intenta resentidamente vengarse por todos los medios de mi, lo cual me hace gracias y da muestras claras de su frustracion y de la tristeza que le da su vida); sino que vino de otro lado, el cual jamás confesaré. Pero de la mano de esx trans aprendí el valor de la vida tranquila y de la libertad de hacer con mi cuerpo realmente lo que incremente la potencia sea lo que sea eso: ya sea ser queer, ya sea no serlo, ya sea amar a un varón supuestamente heterocis de ser necesario.


........................

hace meses que le doy vuelta a la de comprarme unos patines de 4 ruedas paralelas, los clásicos
en meses nomás cumplo 40 años
queria comentarles que en este mundo nuestro
la discriminacion adquiere formas más alla del género y la sexualidad (si pequeñes queer, hay más allá de su propio dolor)
un mundo que no hace nada para alojar o cobijar a quienes no podemos con su mundo de eterna juventud y lozania pero que todavia tenemos ganas de hacer cosas pese a que estamos grandes
sé que no pueden entenderlo, porque piensan que esos cuerpos y esas edades, esos hígados, esas capacidades siempre estarán ahí tal cuál están hoy
pero eso es falso
uds también se pondrán viejas y tal vez algún día también discapacitadas
por ende, el mundo que uds ahora no se preocupan en construir porque tan jóvenes son que están armando solo el mundo de la revolución anarco-feminista-queer de eterna juventud también las excluirá a uds mismas más adelante
por ende, seguiré siendo esta vieja que hace deportes de combate, que baila reggaeton y danzhall y twerk, y que quiere unos patines en de 4 ruedas, no para ser siempre joven, sino porque vieja chota y disca como cada día me pongo mas igual me da la gana de seguir viviendo un rato mas, pese a que no puedo formar parte de su mundo


No hay comentarios:

Publicar un comentario