miércoles, 23 de septiembre de 2015

Soluciones a la catástrofe del mundo de las sociabilidades envenenadas y las ausencias


Soluciones a la catástrofe del mundo de las sociabilidades envenenadas y las ausencias

Todo choreado de D&G

Borrarse, experimentar, hacer rizoma, tres acciones para liberar la vida del lenguaje del ser y de los juicios trascendentes morales.
Borrarse significa difuminar el universal o especie o género a la que pertenecemos (especialmente hombre, occidental, blanco), poner en movimiento el territorio, establecer líneas de fuga, salir fuera de los estratos de nuestra identidad como personas: devenir nómada, devenir múltiple, devenir jengibre.
¿Cómo pensar estrategias de una ética feminista desde estos puntos?
Nuestra supervivencia depende de los modos de vida psíquicos que conviene reinventar literalmente y de las solidaridades sociales. Prácticas de la existencia comunitaria y de la amistad como modo de vida. Promoción del arte de vivir.
La única actividad aceptable de los actos humanos es la producción de una subjetividad que auto enriquezca de manera continua la relación y los modos de afectación con el mundo; oponer otros modos de representación del mundo.
Cuestionamiento al sistema de representación político y de vida cotidiana actual, rechazo del trabajo en su forma actual.
Contaminar como virus y bacteria el cuerpo social en relación al consumo, la producción y el ocio.
Las revoluciones moleculares (la nación lesbiana está en todas partes, Wittig.) crean mutaciones en la subjetividad de los grupos sociales y los individuos.
Producir las condiciones de una vida colectiva y de una vida para el sí misme en el campo material y subjetivo es decir el incorpóreo.
Tiendo a ver el dispositivo como algo corporal y al aparato de captura como algo incorporal.

martes, 22 de septiembre de 2015

deportes de combate y mujeres

Hay  un criterio desafortunadamente muy extendido en los deportes de combate (y en otras disciplinas deportivas) que afirma que es mejor que las mujeres entrenemos con varones porque ellos entrenan mas fuerte

No voy a atacar la misoginia encubierta y encarnada (cuando es dicho esto por una mujer) porque para eso están mis talleres y mis libros

Pero lo voy a atacar desde un lugar aún más contudente que no tiene que ver con oponer sexos ni capacidades

Tengo un maestro con 25 años de experiencia en los deportes de combate o más que siempre dice algo que yo también he venido observando en esta casi una década en los deportes de combate:

rara vez se ve la disciplina, el compromiso, la seriedad de las chicas que se toman en serio los deportes en los chicos

Por supuesto hay una gran mayoría de mujeres que van a hacer deporte por los más diversos motivos que no tienen que ver con la competición, todos altamente justificables, como hay chicos que van a los dojos para bajar la panza y también es válido

Aprendí en el ring y lo aprendí guantenado con pibas mas grandes, más fuertes, algunas profesionales, y algunas claramente dotadas que nadie te pega tan fuerte como una chica a otra chica

¿Por qué?

Porque a veces la diferencia física entre chicos y chicas es tan abismal que si un varón nos entrara con la fuerza con la que entra una mujer  a otra mujer, un varón nos mataría, especialmente cuando estamos hablando de chicas livianas (hasta 65 o 70 kilos, como es mi caso).

Entrenar con varones es genial y me encanta, no lo cambiaría. El colegio me gustaba mixto, el dojo también.

Pero no hay que creer que preferir entrenar con varones es la panacea de nada porque solo los varones muy mala leche, muy misóginos, muy anti mujer te entran en la lucha (cuando hay tanta diferencia de peso) de la manera que una chica de mas o menos tus mismas proporciones.

Entrenar con chicos nos hace creer grosas pero es una falsa seguridad porque ellos no están yendo a fondo, excepto en esas contadas oportunidades cuando tienen más o menos nuestras proporciones físicas. Un buen compañero no va a todo o nada con una compañera. Esa es la verdad.

Nada reemplaza encontrar una rival con pilas, disciplina y polenta, de mas o menos las mismas características físicas que nosotras que nos ataque con vehemencia y sin piedad.

Es dificilisimo encontrar una sparring de nivel, no obstante no es reemplazable por el cuerpo de un chico que, a menos que tenga unas características físicas aproximadas (yo guanteba con uno de 54 kilos, desgraciadamente no lo tengo más cerca), nunca nos exige como te exige una chica de tu misma contextura

Acerca de la buena onda, el compañerismo, el "si ayudamos a una a crecer crecemos todas", acerca del exigir a las compañeras para que todas juntas seamos mejores, de ponerle las pilas, y de ser necesario los puntos, para que entrene a conciencia, con seriedad y fuerza, no me voy a meter.

Usualmente guanteo con varones, lo agradezco, lo valoro y me digo es lo que hay, también. Aprovecho la situación: les entro a la gran mayoría sin asco a sabiendas que no me la devuelven tal cual, porque me romperían la pierna en la primera patada (cosa que una chica pila de mi peso sabe que hay muchas menos posibilidades de que ocurra  así me patee como para arrancarme la pierna y por eso se puede dar el lujo de ir fuerte).

Dentro mío sé que son buenas personas esos compañeros con los que guanteo justamente porque ninguno de ellos con sus entre 65 y 75 kilos de peso me pega como se pegan entre ellos (si lo hicieran no tendría sentido para mi, seria una carnicería).

Para que en los dojos haya chicas con ánimo de competencia o espíritu deportivo aguerrido es básico hacer causa común entre nosotras, arengarnos a que nos pongamos las pilas, a que entrenemos fuerte y dejar de despreciarnos las unas a las otras como si entrenar entre nosotras fuera una mierda porque somos menos o podemos menos o nos ponemos las pilas. Así como aprendimos que valemos menos, aprendimos a despreciarnos y a no solidarizarnos para que crezcamos juntas. Y esa tarea se desaprende en el cuerpo. Como se aprende a ser "profesionales" y a la hora de entrenar dejar las diferencias de lado y dedicarnos a eso, a entrenar.

Entrenar con varones solo produce esa falsa seguridad, y cuando te agarra en un ring una que está realmente preparada (o en un tatami), una que entrena no solo para moverse un poco (lo cual, insisto, es super válido, e incluso se puede hacer a excelente nivel) nos hace mierda, porque nosotras pensamos que entrenar es ese placebo que los buenos compañeros hacen con nosotras pero que no van a fondo.

Doy fe que nunca nadie me pegó un cross de izquierda tan fuerte como maría, la primera piba con la que pelee en miramar, y no es que mis compañeros no me hayan dado buenas murras o que sus cross no sean secos y netos, es que nadie te entra tan fuerte como cuando la rival sabe que la lucha es pareja y no desigual, por eso también debo decir que en Bjj las mayores exigencias me las han hecho sentir chicas muy cercanas a mi nivel, cinturones blancos o azules de casi mi peso que saben que si me exigen no me despedazan y por eso van a fondo.

Pensar que una mejora entrenando con tanta desigualdad como la que supone entrenar con chicos solamente (especialmente de cualidades físicas mucho mayores) es una mentira que encubre todo el auto odio encarnado que las chicas tenemos por otras chicas y por nosotras mismas que es menester deconstruir dentro nuestro si queremos algún día dejar de ser asesinadas.

Creo que vale muchísimo la pena entrenar con mujeres, entrenar a fondo, entrenar a conciencia, tanto con las que saben mucho como las que saben poco, con las que son buenas y las que no tanto, con las que quieren ganar medallas de oro y las que quieren bajar la panza y saberse un par de trucos de autodefensa. Creo que entrenar juntas nos hace sólidas, nos hace fuertes y nos da la medida real de las oponentes en los torneos, del mismo modo que creo que ningún taller de autodefensa exclusivamente con mujeres te permite darte una idea cabal de cómo es luchar con un varón luego en la calle (y es por eso que creo en los deportes de combate mucho más que en los talleres de autodefensa aunque entiendo porque esos espacios existen y que no siempre por motivos de excelencia deportiva). Creo que la excelencia deportiva o el compromiso con lo que sea hace en el deporte debe ser alcanzando de manera individual pero apoyando a las demás.

Reafirmar esa idea de que solo entrenando con chicos se mejora deportivamente y que es lo que conviene hacer es no solo un disparate en términos deportivos sino también es completamente contrario a lo que nos conviene como grupo.

Y para distender, dejo este video muy divertido que a mi me causa mucha gracia porque se burla de como nosotras solemos ser nuestro peor enemigo.

https://www.youtube.com/watch?v=yvHyZCow_gI

lunes, 21 de septiembre de 2015

nos vamos a Paraná

Leonor Silvestri presenta sus libros y cortos en shine bar (san martín 499, paraná)

se presenta el documental Games of Crohn
https://www.youtube.com/watch?v=oTgv-3K9mg4 de Mai Staunsager

y el corto
Lo que el cuerpo puede de Candelaria Gutierrez
https://www.youtube.com/watch?v=d9nQnqjBr2Y
ambos con Leonor Silvestri

Reservas al 343 154 560597
Aforo limitado a 30 personas.
Bono contribución mínimo sugerido $20

Preventa de libros:
Foucault para encapuchadas ....... $120
Luditas sexxxuales .......................... $100
(ambos x $200)

Se entregarán al final de la película donde habrá debate abierto con Leonor Silvestri



Acerca de Leo Silvestri:


Ha vivido varias vidas en una, y sabe por Héraclito que el cambio es lo único que no se modifica. Se ha dedicado a la poesía, la traducción y la filología grecolatina a nivel universitario. Ha esta involucrada en el activismo de género y feminista, en la performance y al arte; pero hoy se siente a gusto como francotiradora. Fuga del la violencia de género "mujer" hacia cualquier lado donde a la heterosexualidad como régimen político no le sea tan fácil capturarla.
Libros Publicados: Guerra Fría (ed. Germinal Costa Rica 2014), la compilación y traducción de Irlandesas, 14 poetas contemporáneas, (de Bajo la Luna. 2011), el ensayo Catulo, Poemas. Una introducción crítica (Santiago Arcos. 2005); el libro de poemas Acerca de las costumbres de los animales (Ed. Infamia Trascendental. Puerto Madryn. 2012); El Don de Creer (Curcuma 2010, Ardiente Claridad Buenos Aires, 2° edición en Ediciones Germinal Costa Rica, Santa Muerte Cartonera México, 2009), y los siguientes poemarios bilingües (español -inglés) auto-traducidos: Después de vos (Ardiente Claridad. 2007. Con ilustraciones de Cristina Lacenlotti), el curso. mitología grecolatina (en formato libro- objeto CD-rom. Voy a salir y si me hiere un rayo. 2006, con un subsidio otorgado por el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires); y Nugae, Teoría de la traducción (Simurg. 2003).
Forma parte de las siguientes antologías de poesía: Nueva poesía contemporánea (Milena Caserola, 2017), El management envilece al mundo (antología de tres poetas, Clase Turista, 2010), Poemas con Famosos (Ed. Ananga Ranga, Chaco, Argentina, 2010), El libro de los gatos (Bajo la Luna. 2009 - con poemas propios y traducciones de Denise Levertov, Elizabeth Bishop y Lawrence Ferlinghetti), Interdicciones (publicación sobre Intersexualidad a cargo de Mauro Cabral, ed. Anarrés), Una Antología de la poesía Argentina (Chile- a cargo de Jorge Fondebrider); Memoria del Festival Internacional de Poesía de Quetzaltenango, Animal del Monte, Guatemala; Luz y Fuerza (Milena Caserola, 2008), Felicidades También (2006, antología autogestionada del taller de Diana Bellesi de la Casa de la Poesía de Buenos Aires); y de la publicación de la 1ª Feria del Libro Independiente (FLIA-2006).
Dirigió los 12 tomos de ensayos sobre literatura antigua (Para Leer Clásicos) para Santiago Arcos Editores/Traductores.
Trabajó como colaboradora permanente para Página12 dentro del suplemento SOY desde casi su comienzo y como periodista free-lance y Las 12 hasta que se pelió por problemas gremiales con las dos dueñas de estancia que administran ese fundo -lo cual explica por qué su producción es sistemáticamente ninguneada en los medios feministas masivos-; también para diario Clarín y Revista Ñ, la revista de diseño 90mas10. Entrevistó in situ a personalidades tales como las filósofas de género Judith Butler y Beatriz Preciado y a poetas como Diana Bellesi.
Formó parte de diferentes proyectos de investigación en literatura antigua en la UBA durante más 4 años, trabajando el modelo poético y de traducción autobiográfico en el poeta Catulo, publicado por Santiago Arcos en el 2005. Y de varios proyectos de investigación sobre delitos contra la identidad sexual, de donde surgió el grupo Post-humanxs.
Editó los libros de Mabel Belucci Aborto y Feminismo, historia de una desobediencia (Capital Intelectural, 2014) y Orgullo, biografía política de Carlos Jáuregui.
Fue miembra de la plataforma sexoafectiva Ludditas Sexxxuales dentro de cuyo marcó se publicó Ética Amatoria del deseo libertario y las afectaciones libres y alegres (1°ed. 2012, 2° 2013 y 3° de. 2014 y 2015) y del grupo de afinidad en contrastante devenir Manada de Lobxs que publicó Foucault para encapuchadas bajo el sello independiente Milena Caserola. Junto a estos grupos se realizaron los 6 programas de televisión para Antena Negra TV Foucault para encapuchadxs y radio con Ludditas Sexxxuales durante 4 años.
Actualmente forma parte de los capítulos "Quiero Flashiar ser progre" que se encuentran en youtube, e hizo el video documental "Games of Crohn" con Mai Staunger, entre otras realizaciones audiovisuales como “Lo que el cuerpo puede dirigido” por Candelaria Gutierrez.

En la actualidad se encuentra a punto de publicar Games of Crohn, diario de una internación por Milena Caserola, a partir del diagnóstico de su enfermedad autoinmune con quien convive intensamente; Un país extranjero, poemario inédito que será editado en Chile (Venerea Violeta eds.) y en Argentina (Ludwig eds) y La guerra en curso (No es nada TV, Francia/Perú; Germinal eds. Costa Rica), y se encuentra escribiendo Spinoza para transfeministas.

Ha viajado por Centro América, Brasil y Chile con su mochila y libros al hombro y ha vivido en Irlanda, Inglaterra y España. Siempre que puede practica y compite deportes de combate, especialmente kick boxing y Bjj, y clases de dancehall y reggaeton.

miércoles, 2 de septiembre de 2015

la guerra en curso (fragmento de una tetralogia)

Para Diana La Pornoterrorista y Lucy Sombra


A Patri, s.t.t.l.





Ningún recuerdo es tan potente


para repeler el embate


de una novia celosa





llovizna esta noche en el recuerdo


el frío escarcha


el suelo donde nuestras ruedas pisan


una capa cuasi imperceptible


sobre nuestras narices


heladas


    no tengo frío


     no hace frío


junto a ustedes esta noche


en Barcelona





como un nene


te demuestro que puedo


andar la bici que me convidaste


como un varón, un bici-volador





un poco de esto o aquello


para empolvarnos


nos hace más libre


nos hace más veloces





no duraremos toda la noche


de carreritas por las calles


ni las bicis sin dueño


ni este invierno caliente


todo es prestado


ilegalmente ocupado





cuando su propietaria vuelva


novia sudamericana


reclamará sus derechos de autor








esta semana, ya estoy del otro lado,


las calles arden en tu ciudad


vaga general


¿las habrás tomado?


¿habrás preferido el frío gélido de la pareja?





no es metáfora


el Yo que reclama y clama


justicia


respeto


plagio


robo


indignada





no es metáfora el Yo


que se aleja


literalmente abandona





ningún recuerdo puede


contra la misoginia de


una mujer celosa


contra un par de novias


débiles

martes, 1 de septiembre de 2015

cómo funiona el Creative Commons para BocaVulvaria de Fabi Tron y para todas o "no cambies la visera por la gorra"

 

Pero tu sabes, todavía hay muros contra este comunismo. Hay muros en nosotrxs, que amenazan sin cesar. No hemos dejado este mundo. Aun hay envidia, estupidez, el deseo de ser alguien, de ser reconocidx, la necesidad de valer algo y, peor aun, la necesidad de autoridad. Son las ruinas que el viejo mundo ha dejado en nosotrxs y que todavía no hemos abandonado.
El desierto no puede extenderse más pero aun puede profundizarse.
Tiqqun

La cuestión es saber si el comunismo es la propiedad colectiva o la ausencia de propiedad para después saber qué es la ausencia de propiedad. El modo como nosotros practicamos el comunismo es el libre uso, es la puesta en común. Decidir el libre uso de cierta cantidad de cosas que se poseen...lo importante no es el objeto compartido sino el modo contingente en que se comparte que siempre está por construir.
Tiqqun



Ya no me sorprende que alguna lesbiana local se pegue un viajecito a mi nombre, se cuelgue de mis tetas, o me use como estrategia para ganar adeptos. La última vez, se me acusó de robarle la cuantiosa propina a un pobre señor trabajador de pizzería lesbofóbica (pueden leerlo aquí http://leocatlove.blogspot.com.ar/2015/01/se-dice-de-mila-fealdad-que-dior-me-dio.html ). Esta vez los cargos que se me levantan son plagio, robo de la propiedad intelectual, y especialmente enriquecimiento a costa del trabajo ajeno, de obturar las posibilidades laborales de lesbianas masculinas que de otro modo no podrían ganarse el sustento bla bla bla. Obviamente la estrategia beneficiará a un grupo editorial, y ciertamente no me molesta porque espero que eso redunde en mayor circulación de un texto cuya circulación me resulta fundamental.
Sin embargo, me veo en la obligación no tanto de defender mi ya largamente denostada y vapuleada reputación, sino de explicar alguna que otra cuestión sobre derechos de autor(idad), copyright, creative commons y reproducción de la matriz de inteligibilidad del heterocapitalismo con el deseo de que quizás alguna desprevenida o distraída abra la cabeza a cómo funciona este temita de circular bienes intangibles. ¡Y qué suerte que existen las capturas de pantalla! Los hechos son tan absurdos que causan vergüenza y empiecen a creerme que hay que buscar a las heterosexuales entre las lesbianas, como subjetividad triunfante.
El tema de la necesidad de la libre circulación de los bienes intangibles -y en realidad de todo- no ha llegado a la agenda lesbo-feminista no solo de este país sino del mundo. Día tras día vemos que se publican libros por editoriales y autoras lesbofeministas que son aún más difíciles de conseguir en el mundo de la virtualidad que muchas obras hechas por gente  y publicados por editoriales con dudosa consciencia política. Pero lo que está ocurriendo en los países de habla hispana, especialmente en el nuestro, ya es rayano con el absurdo y el posturismo.
Los hechos son los siguientes, como no todo el mundo está al tanto, procedo a compartirlos (como todo lo otro sean libros, videos, etc.). Una editorial lesbofeminista de Córdoba conocida bajo el nombre de Bocavulvaria, que condesa a lo más reputado de las viejas carcamanas del lesbofeminismo local -esas con las que pelearse podría tener excomunión pública garantizarse- publica una traducción hecha ad hoc de una conferencia de prensa de la famosa teórica académica lesbofeminista Teresa de Lauretis con el consentimiento de la autora. La plaquette en cuestión, de bella hechura artesanal, no tiene distribución , más que a nivel local de la ciudad donde fue producida,  donde se vende a $55 aproximadamente. Cuentan, tanto la traducción como la plaquette, con una licencia creative commons que expresa que puede compartirse la obra sin fines de lucro. La edición especifica la posibilidad de que se puede compartir sin que se vea alterada la obra y no incluye la posibilidad de generar una obra derivada. (http://www.creativecommons.org.ar/licencias, https://creativecommons.org/licenses/by-sa/3.0/deed.es). Pudiendo elegir entre tantas licencias... y asi y todo protestar por descargar y compartir sin aviso ni permiso... moditos del siglo 19: la licencia Atribución-NoComercial-SinDerivadas
CC BY-NC-ND es la más restrictiva de las seis licencias principales, permitiendo a otros solo descargar la obra y compartirla con otros siempre y cuando te den crédito, pero no permiten cambiarlas de forma alguna ni usarlas comercialmente. Todas reglas con las que no acordamos pero así y todo cumplimos sin romper el consentimiento de la licencia que eligió la editora, no obstante da para pensar si tanto la traducción en sí misma, como al mismo tiempo esta que es una clara referencia intertextual derivada de la opus magnum de Wittig no es ya derivada, y si no es ya derivada, hasta altura de Roland Barthes y el postestructuralismo, cualquier texto.

Por razones ajenas a toda lógica tanto comercial como activista, el pdf de la obra en cuestión no circuló hasta bastante después del día de su presentación y comercialización. Ignoro quién subió el texto al ciber espacio, pero ahora se me hace evidente que no fue su editora quién lo hizo y por supuesto esto ha desatado su irracional ira en redes sociales con acusaciones de robo, plagio y comercialización por las cuales yo -mucho más que ella- podría tomar acciones legales de calumnias e injurias contra su persona. Inmediatamente ese vínculo desapareció, supongo que por temor a las represalias a las cuales yo ya me encuentro acostumbrada. Lo cierto es que descargué el pdf y encomendé a una señora tan mayor y tan queer o más que la editora que me hiciera una reproducción personal y casera encuadernada para no tener que leer el texto desde la pantalla ni para que sea un manojo de fotocopias que se ajan. Previamente solicité en varias oportunidades el texto en los eventos de presentación y por privado a la editora que me informó que más tarde iba a subir el pdf, cosa que nunca ocurrió hasta que lo encontré, como se encuentra todo, buscando de casualidad gracias a otras personas que ocultas piensan que la bienes intangibles deben circular. La reproducción casera que encargué es única, sin fines comerciales (aunque pagué por su hechura los servicios de la persona que imprimió y encoló el texto, que se dedica a hacer ediciones caseras de pdfs para que la gente no lea ni feas fotocopias ni en pantallas que ciegan) y para mi uso personal (lo cual incluye prestar esa copia y someterla a fotocopia claramente), y recomendé en las redes sociales que encomienden el servicio de pdfs a librito casero de esta persona amiga, lo cual desató una tonelada de comentarios maldicientes que nuevamente ponen en duda que yo No haya 1. plagiado la traducción y usarla a mi nombre; 2. vendico y comercializado la traducción y edición. Motivo por el cual escribo este texto y desafío a que se presenten pruebas de lo que se me acusa tal como la Cámara del Libro (CAL) amparada por el Estado Francés acusó al Profesor Potel hace no tantos años cuando difundía en sus blogs textos de Derridá y Heidegger.
Pero vamos por partes como diría Jack.


I De por qué los textos, y no solo ellos, tienen que estar a disposición de todas

Existe una razón principal para que los textos especialmente, pero no solamente, estén a disposición: las personas con visión restringida, o ciegas utilizan softwares que adaptan el texto en pdf y lo convierten a sonido, o agrandan sus letras. Pero solo pueden hacerlo a partir de un pdfs. Este argumento contra el capacitismo intrínseco a pensar que la única manera de leer es en un texto impreso es condición suficiente para que cualquier material impreso circule en pdf sin restricciones.  No circular pdfs es como que no haya rampas, ni ascensores ni escaleras mecánicas, es someter a todo un grueso de población a la esclavitud de no leer. Hacerles esperar en pos de especular comercialmente para vender supuestamente más es obsceno y todas deberíamos reaccionar contra esa lógica de convertir a algunas personas en ciudadanas de segunda de la cultura.

II Es falso que no se vende o se vende menos un texto que circula libremente

Mi amplia experiencia como miembro que participa en la plataforma editorial Milena Caserola cuyo lema es “todos los izquierdos reservados, sino remítase a la lista de libros censurados en las distintas dictaduras y democracias. Por lo que privar a alguien de quemar un libro a la luz de una fotocopiadora es promover la desaparicion de lectores” me hace afirmar con conocimiento de causa que más circula el texto libremente más lo adquiere el público lector cuando la edición es bonita y accesible. Nuestro primer libro llevaba la leyenda  “Milena Caserola y Ludditas Sexxxuales alienta vivamente la circulación de este texto a como dé lugar y en cualquier formato” y lleva alrededor de 3000 ejemplares vendidos o más. Sabemos que hay por lo menos dos ediciones piratas en México, una de las cuales la editorial no nos contactó y la otra nos regaló una suma de dinero razonable que yo siempre entendí como un presente que ayudó a pagar las cuentas mientras y luego de mi internación por motivos de enfermedad auto-inmune puesto que no tiene derechos de autor de ningún tipo, quien quiera puede hacerle una edición. El único inconveniente con el que este libro contó es que dos niñas bien y avivadas, con una fotocopiadora comprada por papito hacían copias más baratas que llevaban a vender en el mismo lugar donde la editorial vendía, cual dumping de clase aprendido con la Coca Cola (https://es.wikipedia.org/wiki/Dumping). No realizamos denuncia alguna, ni acusación. Son las reglas del juego, y de la ética miserable de un mundo tristemente corrompido. Si mañana BocaVulvaria decide piratear este libro Con  fines de lucro, tampoco nos quejaríamos.
Mi copia de “Cuando las lesbianas no éramos mujeres” , única en su clase, y las copias que puedan derivarse de esta copia, para decirlo con los tecnicismos propios de la filología, no perjudicarán en lo más mínimo la venta de la obra original, porque no compiten ni son de orden comercial, fue hecha SIN fines de lucro. Por el contrario, tanto este escrito, la polvareda que está levantando, la clase sobre libre uso y derechos que estoy dando de manera gratuita, beneficiarán no solo la circulación de la obra sino el renombre de la editorial tanto como el pdf que se encuentra aún, espero, online. Lo cual hace pensar si el ataque de celos por la libre circulación de un texto autorizado a circular libremente no ha tenido que ver sea con una estrategia de marketing sea con un berrinche propio de la neurosis de control de las mujeres del heterocapitalismo que ponen una licencia creative commons pero quieren decidir ellas quién puede y cuándo hacerse una copia para lectura casera.


III Commons como derecho de pernada feudal

Hagamos un poco de historia. La palabra commons deriva de la terminología del viejo y querido mundo medieval donde un señor feudal y dueño de la tierra permitía, mirá que bueno él, que los animales de pastoreo de sus siervos de la gleba pastaran -valga la redundancia- en esas tierras, las cuales se llamaban “commons”, comunes. Pese a ser comunes, y he ahí su trampa, esas tierras no podían ser ocupadas por los campesinos para cultivar. Como cualquier persona vegetariana promedio sabe, dar de pastar a un animal requiere más y alimenta menos que poner a cultivar comida vegetal en la tierra. Dado lo cual hubo un tendal de revueltas campesinas ocupando los “commons” que la historia del progreso que sustenta lógicas tales como restringir los bienes de consumo para poder comercializarlos obtura, siendo la de los Diggers una de las más conocidas y bellas. Esa revuelta acuñó una de las frases más hermosas que una rebelión haya jamás concebido y que debería guiarnos en cualquier producción que emprendiéramos “la tierra, un tesoro a compartir por todos ” https://es.wikipedia.org/wiki/Cavadores. 
Siglos más tarde quiso el azar o la desgracia que se le coloque el mismo nombre con la que el dueño de un fundo determina que esa tierra te la presta para lo que él quiere, cuando él quiere que  ni se te ocurra hacer otra cosa ahí a la supuesta libre circulación de los bienes intangibles y/o tangibles artísticos. Solo se me ocurre decir que la única manera de hacer cosas nuevas es ponerle nombres nuevos y que de un commons solo se puede esperar revueltas anti-propiedad y posterior represión y castigo físico: ya sea la propiedad de lo apropiado (pedir permiso, pleitesía, chupar medias, quedar bien, ser obsecuente -porque me consta que muchas piensan lo mismo que yo pero no hacen olas-) ya sea de la propiedad intelectual. Porque si lo que molestó fue que no se pidió permiso para hacerse una copia casera, o que no circuló el link de la página de la editorial -que aún no se encontraba lista- al circular el texto online me parece que nos estamos haciendo eco ya no solo de los commons sino del derecho de pernada que dictamina que el primero dueño lícito de penetrar a una mujer que se va a casar es el dueño legítimo de la tierra. La señora editora de Bocavulvaria se merece el mayor de mis respetos por su labor activista pero eso no significa que ella entrega el pasaporte para la libre circulación de un texto lo haya ella mandado a traducir y lo haya publicado ella con sus propias manos, del mismo modo que las manzanas son de los árboles tanto más que de quién puso sus semillas en la tierra. Pensemos entonces todas juntas cómo hacemos para que nadie se quede sin lectura tanto como sin comida.



IV Personajes Conceptuales y Agenciamientos Colectivos


No importa cuánto hayamos tardado en producir un bien intangible y cuán únicas nos creamos que somos al hacerlo, lo cierto es que todos los textos son derivados de otros textos y agenciamientos colectivos; y que aunque puede ser muy útil a veces ubicar un texto mediante la mención de un nombre, lo cierto es que es más relevante lo que ellos contienen que quiénes lo escribieron, y eso vale también para quienes lo produjeron de manera material. Lo cual me lleva a la cuestión de que hay textos y textos.


V Armas para la guerra vs. Caricias para el ego



Textos y textos quiere decir que un texto se produce (desde su escritura, pasando por su traducción -que es otro de los modos de hacer accesible un texto-) para compartir. Pero también se produce para contemplar un efecto, es decir, acercar el texto a su público lector, para crear ese público lector.
Pero como dice mi una persona muy amiga que tiene una editorial, consultada sobre este tema “la gente hace editoriales para compartir pero el protagonismo es mayor, necesitan posar para la foto”. Un libro no se produce ni para que se nos reconozca ni para que se nos aplauda, ni para que se nos den las gracias, sino porque creemos que ese texto puede modificar la subjetividad de quienes lo leen tanto como modifica la subjetividad las formas en las que ese texto se comparte y se produce. Si compartimos los bienes intangibles tanto como los producimos del mismo modo que nos fomenta a hacerlo el heterocapitalismo -trazando límites, pidiendo membresías, imponiendo restricciones- poco importa que diga ese texto, que contenido porte, lo hemos contaminado con el germen del capitalismo machirulo y patriarcal que se supone que veníamos a combatir, el del egoísmo y la mezquindad. Hay que sumarle que estamos delante de un texto urgente, de barricada, un arma para la liberación si se quiere y no tan solo la última novela de mierda de Poldy Bird. Así las cosas, conozco editoriales con mucho menos C. V.  activista cuyos libros se comparten, están a disposición, se divulgan y que por ende generaron formas de afecto, reciprocidad y amistad sin proponérselo mucho más intentas y que gambetearon las lógicas y las cartografías de control que el heterocapitalismo nos propone a través de este triste intercambio.

VI El ethos del orador no puede ganar un juicio o “no cambies la visera por la gorra”

Otra persona amiga me dice “en realidad piensan como cualquier editorial, pero como quieren guardar la "corrección política" dicen pelotudeces”. Llámese corrección política a que cuando un texto esta hecho por un grupo de lesbianas adultas ya mayores de provincia entonces puede redundar en las mismas lógicas de siempre, que bien podría tener cualquier editorial incluso abiertamente comercial, pero que dado el ethos identitario de sus productoras nadie le pondrá el cascabel al gato, o casi... Edulcoran la gorra, me dijo.



Pero, si...

Si queremos cambiar los modos de la subjetividad del heterocapitalismo es menester modificar las maneras en las que se produce y se reproduce esa subjetividad, las maneras en las que se comparte, se parte y se convida el pan, el cuerpo y los afectos.
Si el problema fue que no nos comunicamos, eso es absolutamente falso, hemos pedido pública y privadamente el texto, y el respeto que nos debían -hasta este altercado- las editoras no exigía cuando aun las respetábamos ni mucho menos ahora que mostraron la hilacha que pidiéramos permiso porque el permiso estaba dado bajo licencia que se expresaba en la portadilla. ¿Cuánto permiso teníamos que pedir?
Si querían un diálogo amistoso, se hubieran preocupado años antes, ¿desde cuándo les interesa ser mi amiga o tener diálogo conmigo que no me enteré? ¿Acaso todo este  análisis no es una forma de amor? Diálogo amistoso se le dice a pensar mal de mí sin conocerme, basándose en grupos doctrinales y sus adoctrinamientos e intentando establecer un cerco que no me deje penetrar y me excluya no vaya a ser que les modifique la existencia de sus prácticas de dudosa ética.
Si el problema es que se priva de la fuente laboral a compañeras lesbianas masculinas, la realidad es que tanto traductora como diseñadora no se ven marimachas y ambas tienen trabajo, asalariado incluso, y profesiones (característica de la que también goza la editora). Y para el caso, las editoras viven de venderle el texto a lesbianas y afines, así que estamos a mano. Y ya hemos explicado cómo el texto no se esta vendiendo en una edición pirateada (aunque la verdad deberíamos empezar a hacerlo ya que nuevamente se nos acusa de cosas que no hemos hecho pues entonces deberíamos empezar a hacerlo) ni se circula con fines de lucro.
Si lo importante es que el texto circule, entonces da lo mismo cómo y quién lo haga, incluso si se trata de una edición pirata con costo -cosa que no ocurrió en este caso, lo repito una vez más, NO LO ESTAMOS VENDIENDO, ¿qué estás flasheando Fabi Tron?-. A modo de ejemplos circula en España una versión de Foucault para encapuchadas anónima, con una hermosa jauría lobuna en la tapa que no sabemos quién la realizó pero sabemos que se vende, a un precio muy razonable, en un lugar dónde ni Milena Caserola ni Foucault para encapuchadas/Manada de Lobxs/Ludditas Sexxxuales tiene distribución. Nos hubiera encantando conocer a las personas que hacen el libro, especialmente para ser sus amigas, pero confiamos en que sus motivos tendrán para no hacerse visibles, y también entendemos que lo importante es que el material circule. Ya veremos cómo hacemos el dinero.
Si el problema es cómo generar divisas, se me ocurren miles de maneras, además del trabajo autogestivo vendiendo servicios y/o libros:
1. Proporcionar un número de cuenta bancaria o un paypal y pedirle a la gente que lo descarga que colabore al hacerlo. Esto lo hacen varias activistas desde sus blogs.
2. Pedirle a la gente que se cope y regale -en mi caso, da tan buenos resultados, que a cambio de todos mis libros online + mis clases online recibo desde regalos en dinero hasta servicios y afines.
3. Dar clases.


Si el problema es, como se nos dijo, que no le hacemos estas cosas a grandes editoriales (supongo que se pensaron que estamos armando miles de copias para distribuir en las cadenas de librerías de Buenos Aires, cuando en realidad se trató de una sola copia casera), sepan que esa afirmación no es solo infundada sino que es incomprobable porque si fuera el caso, no podríamos salir a demostrarlo: ¿Cómo podríamos decir “ven, ven, le hemos robado a Ediciones de Minuit, respaldada por le Estado Francés”? Ningún delincuente afirma “Fui yo” mucho menos con tanta policía suelta hasta en las filas del lesbofeminismo. Me gustan pocas cosas de la editorial en la que participo, una ya la mencioné (la impronta de libre circulación de los materiales sin especificar nada más que el deseo de que se reproduzca); la otra es su capacidad de aparición y situación adonde no ha sido invitada. La respuesta es: Sí le hacemos esto y más a cualquiera que sintamos que le cabe que se lo hagamos pero no andamos sacándonos una foto con la mitad de la cara tapada la otra mitad descubierta para circular en las redes sociales y la gente nos crea grosas.



Atacar a los malos siempre es fácil. ¿Quién no te da una medalla cuando pirateás Anagrama o Paidós? Ahora bien, cuando una se defiende de las buenas, parece que estamos atacando y sabemos que no recibiremos ni un “es cierto”. Por el contrario, se correrá el rumor de “Leonor Silvestri ladrona de ….(complete aquí con la víctima de turno)” y no se repensará ni por un segundo de qué maneras producimos y circulamos textos (a propósito casi no se consiguen libros de activistas que no estén pirateados, es decir, donde la autora o autor en cuestión se haya encargado en persona o mediante terceros de poner a disposición su propia obra, y en el mejor de los casos eso se realiza luego de al menos uno o dos años de ponerlo a la vente trazando una brecha entre quienes pueden pagarlo y quienes no, que en muchos caso divide fronteras regionales de privilegios). En el mejor de los casos se pone uno de estos loguitos de Creative Commons como quien afirmando “soy marxista” estuviera emprendiendo algún tipo de revolución.  Mientras somos mentadas no solo a nivel país sino en el exterior como ladronas y plagiadoras sin escrúpulos, se ningunean los argumentos que sí hacen al debate sobre la construcción de la comunidad y del comunismo, y los textos, con CC o sin él, y las feministas inconvenientes que exigen debates y prácticas,  cuál “López” ¿dónde están? Acalladas, desaparecidas, excluidas.



Pienso que la mejor puerta es la que se puede dejar abierta, que no hay que guardar nada en ningún sitio al cuál sea mas o menos fácil acceder, ya sea mi propia vulva o un pdf, que para la acción directa no hay permiso, que una revuelta siempre es lícita, que no hay que obedecer leyes, especialmente las absurdas y las injustas, que la gente inteligente se alegra de tener un buen sparring ya sea para prepararse para el ring, en un partido de ajedrez o en la amistad, que la mejor manera de proteger una producción de estas características es que sea tan inasimilable no  susceptible de ser absorbida comercialmente, que el creative commons no es “pido” en la mancha pero todas sabemos que se trata de un juego, que prefiero ser identificada como una criminal que como alguien que hace respetar la ley y el orden, que no me gustan los gauchos, ni sus vestimentas, que para enfretarme a fachos prefiero vengan enfundados en los elegantes  y temibles  trajes SS de Hugo Boss, que el devenir es minoritario y eso no responde a metáfora alguna sino a una materialidad, por ende ningún patrón de estancia de los bienes intangibles nos puede mandar a callar, que el ejercicio de los derechos jamás beneficiará a quienes desean quebrar las lógicas del sistema porque los derechos son los propios sustentáculos de este sistema.

Lisa y llanamente las prácticas que no llevan a ningún lado (donde ya no estemos muy mal) es producir un texto, negarse a circularlo inmediatamente poniendo pretextos tales como “queremos hacerlo desde nuestra página” pero “aún no está lista” o “vamos a esperar un tiempo”, encubrir las lógicas de publicidad y marketing (a la cual esta defensa también responde, mal que nos pese) con acusaciones falsas e ilógicas.

Pero ya se sabía. Al fin de cuentas las lesbianas no éramos mujeres, antes...y  se conoce que “mujer”, en la lectura de Wittig, que el texto de Lauretis realiza, es un artefacto del más rancio heterocapitalismo, del cual hay que fugar como esclavas hacia una tierra donde las cosas se comparten sin egos mientras la policía y sus perros no olfatean el culo y nos corren de cerca. Y nunca te olvides que estas corporaciones de la disidencia, del ser amigo de amiga de amiga de amigo, trabajan con tu miedo a perder cosas. Si te dejás caer, ya no tienen con qué extorsionar tu temor.


PS: me parece ridículo estar escribiendo sobre esto. este bendito pdf y todos los demás deberían estar a disposición y ya: canciones, afectos, libros, textos, clases, videos. debería darles vergüenza saber que portan en sus genes el germen de una raza que se llama civilización occidental y adonde vayan lo llevarán.

PS: ¿cómo puede ser que este tema no te lo haya marcado tus amigas?





Bibliografía básica de consulta sobre estos temas

http://luddismosexxxual.blogspot.com.ar/2011/07/el-arte-es-basura-apostillas-contra.html

http://www.vialibre.org.ar/wp-content/uploads/2006/11/prohibidopensarpropiedadprivada.pdf
http://www.vialibre.org.ar/mabi/index.htm
http://www.vialibre.org.ar/mabi/introduccion.htm


 Intercambio en redes sociales con Fabi Tron












HOY ES 2 DE SEPTIEMBRE Y FABI TRON SUBE EL TEXTO A SCRIBD Y FINALMENTE LO LIBERA.

 Las tilingas que apoyan irreflexivamente lo que hizo, las mismas que creen que amistad es nunca objetarse ni decirse lo que una cree cuando no se coincide son las mismas que van facebook por facebook escrachandome cuando alguien comparte esta nota.
Decime si no podría haberlo hecho antes?
Decime si hacía falta enojarse por que me hice una copia casera y no pedí permiso?
Decime si no es todo un bochorno?
Decime si no es de cagona ahora querer tapar el sol con la mano y recién ahora recular?
Decime si no tendría que recibir una disculpa pública porque gracias a mí el texto es liberado por su captora editora?
Decime hasta cuando voy a seguir bancandome ser el fusible que hace que todas uds piensen más y mejor sin matarme yo o matar a alguna?

Cuando me muera no quiero que nadie me entregue una medalla por el bofetón a palumbo porque quiero que en vida dejen de jugar al posporno poniéndose mal la mascarita para salir en la fotito y quiero más acciones directas de las difíciles?

Ese sera mi reconocimiento, que alguien más se cope con ser fusible, poner los puntos sobre las ies y plantar bandera no persecutoriamente diciéndoles a las otras hasta donde el cavado de la tanga sino con cosistencia.

https://archive.org/details/CuandoLasLesbianasNoEramosMujeresTeresaDeLauretis