viernes, 23 de octubre de 2015

Putas y Tortas una hermandad histórica en AMMAR

“El sexo no tiene nada de sagrado, es como tomarse un café”

Fue una de las frases pronunciada por Leonor Silvestri durante la primera de seis Clases abiertas que orientará junto a la Asociación de Mujeres Meretrices de la Argentina (AMMAR), para debatir sobre Trabajo Sexual, Teoría queer y feminismo. 

La Asociación de Mujeres Meretrices de la Argentina (AMMAR) inauguró ayer el ciclo Clases Abiertas con Leonor Silvestri. “Putas y tortas, una hermandad histórica”, como se titula un texto de Joan Nestle, fue el tema que abrió las jornadas debate que se llevaran a cabo todos los miércoles de octubre y noviembre a partir de las 15 hs. en la sede de AMMAR (Piedras 1065). 


La iniciativa está dirigida a todos los públicos y busca abordar y discutir reivindicaciones que en la actualidad resultan polémicas. Entre ellas, el Trabajo Sexual y el activismo de las Trabajadoras Sexuales por el acceso a derechos laborales, los movimientos Queer y su cuestionamiento a la categoría de género y las discusiones al interior de las corrientes feministas frente a estos temas.


“Desde Ammar consideramos muy importante abrir espacios de estudio y discusión donde las Trabajadoras Sexuales y otros colectivos y personas nos encontremos a conversar sobre las tensiones que genera dentro del feminismo y la sociedad en general nuestra militancia por el reconocimiento del Trabajo Sexual como trabajo. De igual forma, enriquecer este debate con las experiencias académicas, artísticas y políticas del movimiento Queer, que nos incluye  y reflexiona sobre las problemáticas que enfrentamos las Trabajadoras Sexuales”, dijo Georgina Orellano, Secretaria General Ammar Nacional.


Cada charla contará con un texto guía que será compartido previamente en el evento Clases Abiertas “Putas y Tortas, una hermandad histórica”,  creado en Facebook. La idea es a través de esta red social mantener la interacción con los asistentes a cada encuentro y habilitar la posibilidad de plantear preguntas, dudas y sugerencias en horarios y días distintos a la clase.


“Cómo lo dice el texto de Nestle, las putas y las tortas tenemos una hermandad histórica. Por esta razón conversando con Georgina se nos ocurrió hacer un ciclo de clases abiertas donde pudiéramos hablar de nuestras posturas frente al ejercicio del Trabajo Sexual desde la teoría y desde el testimonio de quienes ejercen esta labor. Para mí es muy importante el espacio porque nos posibilita visibilizar y discutir por qué Las Trabajadoras Sexuales son el sujeto malo del feminismo y por qué resulta tan problemático que tanto ellas como las lesbianas transgredamos el espacio de las iguales, en fin que seamos cuerpos y personas disidentes”, expresó Leonor Silvestri, Académica y Activista Queer.


En Argentina el Trabajo Sexual no es ilegal, sin embargo, en los lugares donde se ejerce es penalizado. En 19 provincias continúan vigentes artículos contravencionales que llevan presas hasta por 30 días a las Trabajadoras Sexuales que ejercen en la vía pública. En distintos municipios están prohibidos los cabarets y las whiskerías, y los departamentos privados de Trabajadoras Sexuales Autónomas son allanados por los operadores estatales de las dependencias antitrata.


En este contexto, la Asociación de Mujeres Meretrices de la Argentina (AMMAR) reclama por la derogación de artículos contravencionales vigentes que penalizan el ejercicio del Trabajo Sexual en la vía pública y por una regulación que garantice los derechos laborales de las personas que ejercen el trabajo sexual. Además, pide una Ley que regule el Trabajo Sexual Autónomo y proteja su ejercicio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario