lunes, 17 de noviembre de 2014

Notas sobre spinoza x Deleuze


La enfermedad es la disminución de la potencia. Envenenarse es meterse en situaciones imposibles que enferman. La ética es el arte de actuar preventivamente sobre la situación de envenenamiento, de no meterse en ella, el arte de retirase de toda situacion imposible, el arte de operar una selección. La razón implica no un cogito sino una selección, seleccionar aquello que me dará alegría, seleccionar lo que me hace independiente y rechazar lo que me hace dependiente. Sin embargo, saber si algo es veneno requiere experimentación. La razón es una especie de aprendizaje para evaluar o tener signos, organizar o encontrar signos que me digan que relaciones me convienen y cuales no. Lo malo es aquello que descompone la totalidad o parte de mis relaciones constitutivas, que fuerza a
mis partículas a tomar otra relación que no corresponde a mi conjunto. El veneno destruye las relaciones constitutivas. El poder de discernimiento es discernir las partículas con las que conviene componerse. Lo bueno ocurre cuando mi relación se compone con relaciones que le convienen, el individuo es un conjunto de relaciones. Las relaciones convienen cuando me componen en más cuerpos no en menos. La razón es el arte de componer situaciones y relaciones y de huir a toda prisa de aquello que me descompone. Hay que descomponer aquellos puntos que no son constitutivos o que expropian la potencia activa (si no voy a correr no necesito dejar de fumar por ejemplo).
El afecto es un aumento o disminución de mi potencia. Los que aumentan se llaman alegria, los que disminuyen tristeza. No hay tristeza buena, lo que me da tristeza es la cosa cuyas relaciones no convienen a la mía. Los afectos de aumento o disminucion se llaman pasiones. Pasion se opone a accion. Hay pasiones alegres y hay pasiones tristes. La alegria es una pasion porque por mas que aumente mi potencia de actuar aun no soy dueña de ella. Si alguien posee el maximo de mi potencia de actuar, sale del regiemn de la pasion. No se puede decir que su potencia de actuar aumente al maximo porque ya está al máximo. Los afectos activos alegres son acciones al máximo de la potencia. Hay alegrías de pasión y hay alegrías de pasión. El afecto es una pasión y es pasivo en tanto que provocado por algo distinto a mi. Cuando soy yo quien me afecta, el afecto es accion. La beatitud consiste en auto-afectarse.
No se nace ni libre ni racional, sino que nacemos a merced de los encuentros, es decir a merced de la descomposición.


Se reina sobre los esclavos disminuidos en sus potencias. Por eso se instaura el regimen de la tristeza del arrepentimiento, del resentimiento y del odio, especialmente el odio al si mismo.
La pareja: hazme mal que yo te hare mal. Luego tendremos pequeñas alegrías indirectas de compensación. La escena, la discusión, odiarse para luego amarse. La pareja propagadora del contagio de la tristeza que te tratan como imbécil si uds dicen que no comprenden y que no es asunto de uds. les dirán cuál es la verdadera vida, cuanto más hagan ellos su chiquero a base de pareja, imbecilidad, angustia, más te atrapan y te contagian (Deleuze)

No hay comentarios:

Publicar un comentario