jueves, 2 de enero de 2014

amas de casa


  • AMAS DE CASAS

    Somos muy afortunadas
    No podemos estropear nuestra fortuna
    Con la preocupación por personas
    Desafortunadas
    No es nuestra culpa
    Toda esa gente muerta de hambre
    Somos recompensadas
    Con la ropa interior sucia
    De nuestros maridos
    En una cesta y con las emociones
    Desechadas de
    Nuestros hijos
    En el jardín hay unas prímulas para cortar
    Y disponer en un vaso sobre la mesa de la cocina
    Al final del día
    Se habrán marchitado

No hay comentarios:

Publicar un comentario