lunes, 19 de agosto de 2013

Consentimiento y Autodenfesa para las corporalidades en riesgo por el régimen heterocapitalismo


Ayer nos preguntábamos en qué situación es factible usar una toma de piso de jiu jitsu en la que vos estés debajo del agresor, de piernas abiertas, y con las muñecas tomadas. Practicábamos "fuga de cadera". Se me ocurrió que en mi experiencia personal y lo que yo también he leído de la bibliografía feminista esta situación tiene que ver con la ausencia de consentimiento. Consentimiento sexual es la presencia expresa de un SI, de ningún modo la ausencia de un No. No decir "No" no significa decir "Si". Salis a bailar, un chico te invita a su casa, tenes ganas de que pasen cosas, tal vez no de tener sexo coital, estás en la casa del chico, o en la tuya, o donde sea. Se están besando, y sin que medie palabra de repente él está arriba tuyo, vos de piernas abiertas. Querés que pare, vos no querés que pase lo que está pasando, ¿por qué es obvio, lícito y lógico que de una conversación en una disco, unos besos en un sillón pasar a penetración forzada? Digas o no digas "no" (como si acaso un "no" detuviese a alguien que no se pregunta si eso esta siendo deseado por la otra parte...), no lo estás consintiendo. Es en ese momento, donde lo que la voz no puede expresar por el motivo que sea, tal vez el cuerpo sí. Y es en esa situación donde aplicamos lo que aprendemos en nuestro taller. Lo que la estadística arroja las probablidades de un ataque sexual son mucho mayores dentro de tu familia, de tu círculo íntimo, entre tus amigos, que que te agarre un barra en la calle y en grupo. Tener sexo debería implicar una conversación de hasta dónde llegar, y cómo practicarlo, qué cosas se quieren hacer y cuáles no.

domingo, 18 de agosto de 2013

Más allá de toda luminosidad. (Foucault para encapuchadxs adelanto nuevo libro)


Más allá de toda luminosidad

Mientras exista una clase inferior, perteneceré a ella.
Mientras haya un elemento criminal, estaré hecho de él.
Mientras permanezca un alma en prisión, no seré libre.
La dijo Eugene Debbs, pero hubiéramos querido que la dijera Bakunin.




Hoy por hoy, es inapelable el planteo de que el binarismo sexual (la construcción de los cuerpos sexuados como varón/mujer de acuerdo a un ideal regulador llamado género) es un mito, una ficción cuyo objetivo (uno de los...) es presentar diferencias económicas, políticas, de formas-de-vida como hechos naturales, y de ese modo, perpetuarlas. Y recordemos que nada hay más real y tangible que una ficción (genérica).
A través de la repetición de esta noción contingente, como así también de toda otra noción sobre las que se asienta “comodamente” el mundo que hasta ahora hemos conocido (familia, propiedad, trabajo, monogamia, amor romántico, heterosexualidad et cetera), se logra la encarnación de las normas hegemónicas en cuerpos e identidades que se presentan como hechos naturales. Si bien el ejercicio mental que implica siquiera concebir eso de manera diferente es titánico, todos estos datos no responden a una naturaleza transparente, sino que son convenciones que tarde o temprano caerán en desuso, y serán reemplazadas por otras, más útiles a otro sistema. Sin embargo, ¿cómo se deshace esto? ¿Sólo por la voluntad? ¿Dónde están los sueños de cambio radical? ¿Cuáles son sus estrategias? Es momento de armar entonces nuevas máquinas de guerra libertarias, de afilar nuestros cuchillos, ai feri corti pero anomal.
La violencia de género llamada “mujer”, tal como hemos sido advertidas muchas veces, ignora la subordinación en términos de raza, clase, elección sexual, entre otras cuestiones relevantísimas. Contra esa violencia nos expresamos. Podríamos trazar un juego de sentidos entre “apropiado” que en la crítica literaria de la antigüedad es llamado “to prépon” (en griego) o “decus” (en latín), y el género (binarismo sexual, pero también literario) como ficción narrativa: lo que no es apropiado refiere a aquellos modos de narrar que no se someten a las reglas de la correcta escritura literaria, de la correcta ficción heterosexual. Ficción del latín fingo: crear, hacer, dar forma. De este modo, además de hetero-normativizar todos los cuerpos, la biología y su brazo armado, la medicina, encontraron un buen campo de acción entre todas aquellas personas cuyas potencias eran, al parecer, diferentes, aunque, como nos recuerda Thomas Lacqueur, nada hay más parecido a un ser humano, biológicamente hablando, que otro ser humano.
Las feministas excluyentes y esencialistas ponen en evidencia no sólo la reproducción del modelo de segregación racial/física/corporal/de clase/ et cetera, que ya el feminismo había tenido con sus mujeres negras, judías, pobres, latinas, lesbianas y todos los cruces que se puedan imaginar en otras épocas. ¿Quiénes se hacen presentes cuando se dice “movimiento feminista”? ¿Quiénes se dicen “mujer” y bajo qué prerrogativas? El problema no sería tanto quiénes pertenecen al movimiento llamado “feminismo”, sino, qué piensan y cómo viven quienes quieren estar dentro de él, o quienes lo están efectivamente. Opt out, I prefer not to, preferimos no . Usted tiene que desistir...
Asimismo, la trampa de la identidad atrapa bajo el lema trans, allí también se escuchan ontolgías que se presentan como libres elecciones de una nueva identidad, no reconocida aún, que golpea a gritos las puertas para poder ingresar tanto al género como al sexo, poder ser (hetero)normales... La gestión de los deseos de la heteronormalidad desconoce límites. Reclamar sus derechos, imitar los gestos de la antigua gesta feminista, sobre todo indignarse cuando los médicos (la policía de la biopolítica) maltratan con sus protocolos...Y más temprano que tarde, imitarán los errores del caduco feminismo humanista: libretas sanitarias e identitarias, trabajos dignos, una familia, salud reproductiva, maternidades alternativas, profesiones, prestigios, ... peticionando ciegamente ante un Estado que solo se hace fuerte -como el dios de los evangelios- cuando se lo invoca y se lo convoca. Sus cuerpos pierden en ese proceso de adaptación todo lo que había en ellos de disruptivo.
¿La única manera de existir es “ser ontologicamente”, ser “identitariamente”, la única manera de tener existencia social? ¿Cómo se puede pensar que es más digno trabajar como sirvienta de una mujer, que como puta de un varón con una paga mucho más elevada? ¿Cómo, cooptadas por el discurso de la correción e inserción social, se forman, con subsidios estatales, cooperativas de trabajo textil, con jerarquías y presidentas, se dialoga con los poderes para pedir trabajos, para salir de las calles y entrar a la línea de reposición o de caja de un supermercado para controlar los bolsos de clientes que quizás estén cometiendo pequeños actos de expropiación? Reflujo de las identidades y sus reterritorializaciones, la única fuga posible es el nomadismo permanente tal vez hacia la nada. ¿Cómo hacer?
Obtejamos el deseo de querer llevar adelante una existencia “normal”, es decir hetero, para obtener una buena calidad de vida, llegar a ocupar el nivel de la variable mayor del par metafísico. E insistimos: cualquier identidad de género que pudiera ser materia de reivindicación carece de todo planteo revulsivo. Aquí la coartada de los derechos civiles y de la ilusión de la inclusión, armadilla que la democracia (o el socialismo), el mejor sistema de boicot a la lucha, creó para que todas nos quedemos tranquilitas, y trabajando como Dios manda. La famosa anarquista Emma Goldman a principio del siglo XX había advertido acerca de los peligros de confundir el derecho a voto con el poder de decisión y emancipación física y mental. La heternorma se viene apropiando de las expresiones de género subalternas haciendo que todo lo que tenía de incivilizado perezca al ser tomado, debatido y aceptado por el Estado y sus instituciones micro-instaladas y encarnadas por los cuerpos. Lo subalterno se convierte, entonces, en proyectos de legitimación política domesticados por el sistema heterocapitalista.
Si el cuerpo es un artefacto político, social y cultural y no una naturaleza pasiva gobernada por la cultura, el sexo emerge desde el género, y no el género desde el sexo; se trata de un complejo mecanismo, una tecnología que define al sujeto como masculino o femenino en un proceso de heteronormalización y regulación orientado a producir el ser humano esperado para asignarle una función social, sus deseos, sus formas-de-vida, sus modos de afectación, sus maneras de percibir todo lo que le rodea. Por eso, la importancia de desestabilizar las heteronormatividad de las formas hegemónicas de la identidad sexuada y la búsqueda de nuevos agenciamientos ya no como sujetos identitarios de una política civilizada, civil y ciudadana, sino como manadas desatadas desquiciantes del régimen.
¿Cuál sería el objeto de los derechos civiles, de que nos acepte la sociedad, de que nos deje convivir “en paz”, cuál sería el sentido de iguales derechos? ¿Iguales a qué? ¿A quiénes? ¿Iguales para quién? Más aun, ¿el deseo es acaso real, individual, efectivo, y depende de los sujetos, o está mediado y normativizado por nuestra cultura, construido, gestionado, administrado, controlado en el proceso de encarnación de la identidad sexo-génerica humana? El deseo, que indudablemente ha variado a lo largo de la historia, viene de la mano de un concepto todavía más peligroso: la elección, o libre albedrío, o soberanía, que habla de la garantía de los sujetos individuales de expresarse libremente en un mundo de posibilidades, el concepto liberal de “autonomía de los sujetos” (¡vaya oxímoron!). ¿Quiénes hablan a través de nuestros cuerpos cuando decimos “Yo quiero esto para mí”? Como creía Spinoza, la libertad solo puede ser contruida, no es algo dado, algo con lo que nacemos.
San Foucault llama policía al orden de los cuerpos que hace que una actividad sea visible y que otra no, que una palabra sea entendida como perteneciente al discurso y otra al ruido. Opone la política como actividad que desplaza un cuerpo del sitio que le estaba asignado, y hace ver lo que no tenía razón para ser visto, una arquitectura, un régimen sobre lo cuerpos rebeldes, alegres y nómades de la performatividad que ponen en evidencia lo construido (y por ende lo modificable) de las identidades de género y de su relación y la socio-sexualidad, con las afectaciones. En el análisis del pensador francés, las prohibiciones y reglas que refieren a los comportamientos sexuales, lejos de reprimir o inhibir la sexualidad (y nosotras aregaríamos los deseos y las afectaciones que allí se desprenden), las producen, tal como la maquinaria industrial produce mercancías o bienes de consumo, y al hacerlo producen también relaciones sociales. Las tecnologías del sexo de funcionan como un conjunto de técnicas dispuestas para maximizar la vida en torno a figuras privilegiadas de una sociedad que apila espanto cual arena en las playas. Como aparato de producción y captura, el género constituye individuos concretos en cuanto “varones” y “mujeres” masacrando sus potencias insondable que apriorísticamente no puede ser definidas de acuerdo a la moral taxónomica de la pertenecia al género y a una especie.
No podemos continuar desentendiéndonos del género como cómplice cuando ha jugado un rol fundamental en la construcción histórica de la división heterocapitalista y en la reproducción de la fuerza de trabajo, pero así también en la división de tareas, en la opresión y exclusión y explotación, en la creación de un régimen familiarista edipizante de formas-de-vida solidarias a este Imperio. Del mismo modo que no podemos resolver o suprimir la incómoda condición del binarismo sexo/género asexuándolo o haciéndolo una mera metáfora, negándolo de facto nominalmente, -como si el hecho de que las sillas no nazcan de los árboles niega su existencia y el disciplinamiento que nuestras vértebras lumbares han sufrido por ese dispositivo-, tampoco podremos resolver el lugar asignado a las diferentes expresiones de género resignado, ignorando y abstrayéndonos de las normas hetero-sociales y las hegemonías que responden y habitan esos cuerpos en pos de un criterio de libre elección de sujetos soberanos. Recordemos que toda relación y toda práctica es un lugar de cambio potencial y de reproducción simultáneamente.
La postmodernidad como mero discurso reconstructivo de la muerte de la razón iluminista nos lleva a creer que las cosas sólo son modificables en términos de reconciliación, resarcimiento y reivindicación (tolerancia, respeto, derechos, ley). Sin embargo, el horizonte de expectativa deseable y deseante estamos frente a una oportunidad única de desacralización de los géneros, y las esencias, pase de magia fundamental para nuestras luchas libertarias concretas contra la heterosexualidad como régimen político.

viernes, 16 de agosto de 2013

Disidencia activismo y papers

Un hombre al que jamas vi en mi vida, y con la que jamas cruce palabra me envia este mensaje y un archivo adjunto con su paper academico de 8 paginas de largo "Hola, sabes, sigo tu trabajo desde acá de $hile, y estamos con unos amigxs escribiendo una revista... sería demasiado bacán, si te dieras la paja de leer este ensayo, y si tienes tiempo, hacerle algunos alcances técnicos o bien, darnos tu opinión desde tu punto de vista político.

Si puedes, sería un gran favor... un abrazo y gracias a la distancia."
el muchacho en cuestion tambien dice  "me interesa conocer gente que participe en movimientos de disidencia sexual, o desde un componente más individual tenga una perspectiva política y crítica respecto a las identidades de género, la heteronormatividad y los espacios en disputa que hay actualmente, sobre todo en donde el liberalismo ha hecho de este conflicto una moda"
y agrega "o que sucede es que me interesa conocer gente que participe en movimientos de disidencia sexual, o desde un componente más individual tenga una perspectiva política y crítica respecto a las identidades de género, la heteronormatividad y los espacios en disputa que hay actualmente, sobre todo en donde el liberalismo ha hecho de este conflicto una moda"

Frente a tamañan caradurez y llena de gracia le contesto pletorica de risa:

"no solo no me pedis un articulo para tu revista sino que me pedis que trabaje gratis?

te cuento que no te esta saliendo no reproducir el capitalismo porque una de sus prerrogativas es hacer trabajar a los obreros (yo soy un obrero de la palabra, soy correctora, soy escritora, doy clases de escritura, corrijo textos) por poco o nada de dinero.


a tu mensaje le faltan varias cosas por ejemplo el link de la revista y tambien tenes una gran confusion entre activismo y escribir o estudiar genero no te conozco, no se quien sos, jamas cruzamos palabras, jamas te has preguntado necesitara dinero, asilo politico amigos amigas, pero si queres que corrija tu texto no? para que organizacion es el aporte? realmente estoy flipando de tu caradurez"


Parece que Fidel Lajara no comprendio que no hay nada mas heteropatriarcal que hacer trabajar a una "mujer" gratis. Tal vez piense que si lo pide bien, una sin mas obedece no?

Barretilla Ediciones publica la ética!


Barretilla Ediciones no compra ni vende cuentos, ¡la tenemos bien clara! Día tras día el Estado y su orden democrático intenta pisotearnos, basurearnos y humillarnos, nos violenta y reprime en asociación (i)lícita al orden empre$arial y su libremercadismo.

Esta imprenta editorial se dispone a contrainformar: sosteniendo y haciendo redes de lucha contra este sistema opresor, enrostrando acciones y pensamientos críticos a un orden social impuesto a sangre; un orden diseñado para autoreproducirse por medio de sujetxs convenientes, obedientes, sumisxs y temerosxs.

Queremos difundir ideas y propuestas de acción desde la necesaria libre circulación del arte y el conocimiento propiciando –de este modo- la autoeducación y el despabile social.

Nos oponemos al control social, a la militarización de la vida cotidiana, al acallamiento de la denuncia social, a la disipación de nuestro accionar disidente. Desmantelamos, subvertimos este orden utilizando diversos medios, sostenemos el antiautoritarismo y la solidaridad como formas de relación y estrategias de resistencia.

En nombre de la sangre derramada de todxs lxs luchadores, de lxs que han sido muertxs en manos del estado y sus dispositivos de control, lxs que han sido torturadxs, perseguidxs y encancerladxs: siguen viv@s en nuestra memoria, en nuestra resistencia activa.





Barretilla Ediciones

desmantelar, destruir, construir, demoler, crear

miércoles, 14 de agosto de 2013

Prostitutas impagas del heterocapitalismo: Putas enemigas de las sonrisas

Un texto adelanto del nuevo libro que estamos armando...
...........................................................................................................


Putas Enemigas de las Sonrisas


¿Es una solución salir y recolectar orgasmos para poder compensar todos esos años de frustración e inculpamiento? ...Las relaciones sexuales en el mundo de hoy (y quizás también en el pasado) son opresivas. El hecho de que tu amante te provea un orgasmo cambia solo una pequeña porción de esa opresión... nuestro propio disfrute embellece nuestro atractivo. Somos lascivas. Usamos minifalda y transparencias. Somos sexy. Somos libres. Corremos y saltamos de cama en cama cuando queremos. Esta es la auto-imagen que nos construimos por medio de los medios y la publicidad. Esta es nuestra realización. Y deja mucha ganancia. Nos coloca en nuestro lugar sintiéndonos afortunadas por tener ese lugar: la libertad de consumir, consumir, consumir hasta que nos traguemos al mundo. Nos hace ver libres y activas (activamente, libremente, solicitamos sexo de los varones) ...La presunción inarticulada detrás de este malentendido es que las mujeres somos puramente seres sexuales, cuerpos y sensualidad, máquinas de coger.
De allí que nuestra libertad solo signifique libertad sexual.

Dana Densmore. La independencia de la revolución sexual






Emma Goldman solía decir que la diferencia entre una trabajadora sexual y una mujer casada era que la primera vendía su cuerpo por hora, mientras que esta última lo vendía de una vez y para siempre y a un mismo y único precio a un solo hombre. Hasta más o menos los años 50 o 60, las cosas estuvieron claras con respecto a qué lugar ocupar en torno a la así llamada “emancipación sexual”.
Sin embargo, si seguimos la lectura de Beatriz Preciado que a su vez sigue a Monique Wittig, el hetero-capitalismo del tercer régimen farmacopornográfico logró que los aparatos de captura se volvieran menos coercitivos, más sutiles, más intrincados, más sofisticadamente difíciles de desanudar. Ahora el nuevo truco del heterocapitalismo tardío es la “libertad sexual”. Sus agentes, las mujeres liberadas.
¿Cómo oponerse a tan loable frase sin quedar del lado del opus dei? La cuestión exige talento y destreza y debe ser encarada, especialmente por aquellas que hemos sido biopoliticamente asignadas a la violencia de género llamada “mujer”. Porque como ya afirmaba el viejo maestro Michel Foucault, decirle Si al sexo, no es decirle NO al poder.
Otrora queda claro que aquel biovarón que, detentando los privilegios de su categoría sexo-política (que redundan paradojicamente en el desmedro de ciertas potencias corporales que jamás explorará, claro está, puesto que reafirman su esclavitud al régimen heterosexista), debía abonar un precio, único valor posible dentro de la lógica del capital, para gozar de -poner en acto- esos privilegios, ya sea mediante la manuntención de una querida o ya sea haciéndose cargo de una familia con esposa y todo, y de su supuesto bienestar económico. Hoy, gracias al aparato de captura llamado “emancipación sexual” esta situación se ha liberalizado y flexibilizado cual contrato de trabajo de 3 meses, o mano de obra esclava de trata de personas (¿o será ésta una trata voluntaria?). Pero de una manera más efectiva, puesto que el heterocapitalismo ha logrado la construcción del deseo de “ser libre sexualmente”.
Exentos de la obligación de proveer sustento, apoyo ecónomico y social, exentos de crear afinidad, vínculos de parentescos, libres de cualquier responsabilidad u obligación, cualquier sujeto biopoliticamente asignado al privilegio del género varón logrará con mayor o menor maña hacerse de una chica liberada, es decir, beneficiarse con la pieza clave para el funcionamiento del hetero-capitalismo. Esta joven mujer suele creer y afirmar que es libre (y lo elige y desea), que elige con quien se acuesta o con quien coje. Podremos encontrarla en orgías de toda especie, mayormente aquellas que reafirman lo más hetero de la norma social falocéntrica, será nuestra mejor amiga, ésa siempre dispuesta para chuparnos la pija en un baño de recital, ésa que solo a cambio de más penetración, de mostrarse delante de todos, sea nuestra amante ocacional o permanente por nada o poco a cambio, especialmente nada de manera contante y sonante hasta que el varón encuentre una novia como la gente. Ella no cobrará por sus servicios, sino que con gratuidad (gracias a cierto acercamiento malinterpretado filolibertario) brindará todo tipo de placeres a los distintos varones con los que ella se prodigará sin más. Sus así llamados “amigos”, con los que no entablará una forma-de-vida, harán uso y abuso de sus dotes y dones. Ningún punto de subjetivación ni para si misma ni para ellos se modificará: ninguna idea de comunidad, sustento, sostén afectivo, lazo, red de contención y apoyo mutuo, amistad política,mningún uso reflexivo de los placeres será construido dentro de esas prácticas sexo-políticas del deseo hegemónico y dominante; incluso si alguna que otra práctica sexual no heteronormativa se despligue y se pone en juego. Más aun, el punto epistemólogico que la alienta y la motiva es sin más la liberación de un sujeto mujer, ideal máximo regulador del mito de la Ilustración y de sus sistema ecónomico predominante, el heterocapitalismo, que incluso cuando otras prácticas sexuales se expresan (como ser penetración anal del biovarón, por citar un solo caso) no modifican de manera radical la subjetividad del susodicho puesto que ninguna práctica sexual de ninguna índole tiene el poder en si mismo de modificar nada (aunque sea condición sine qua non para la mutación de la subjetividad heteronormativa).
Estas “putas” compiten en el mercado de trabajo de una manera desleal: su carne es el dumping de la economía global del heterocapitalismo tardío frente a las que resistimos poniendo precio a las partes de nuestra anatomía que el régimen farmacopornográfico se ha encargado en asignar a una categoría específica, de territorializar y segmentarizar con la potencia de un bisturí. Asimismo, ellas no alientan mediante sus prácticas la construcción de nuevas formas-de-vidas políticas entre “lxs anormales”; me refiero a la construcción de afectaciones y afinidades y manadas y amistades políticas con otros cuerpos biopolíticamente asignados a la violencia de género llamada “mujer”, pero también con otras potencias corporales aliadas como ser todo el abánico de la incorrección anatomo-política a normalizar lato sensu.
Nosotras, horda deseante, pese a ser feminizadas, controladas, asignadas, subjetivadas, nosotras, las otras putas, las no-liberadas ponemos precio, es decir, cobramos, sabemos del valor de nuestra carne en el mercado, y gratis no ofrecemos nada sino a los afines sexo-políticos. De allí la urgencia de repensar el liberalismo de la liberación sexual otra vez como concepto enemigo de la disidencia sexual. Emanciparse de la emancipación que no será por la vía de la prodigalidad sexual con nadie que no devenga afín-mutante-manada lobo-cuerpo-deseante-minoría. Sino por el contrario ser estando en el mundo como amiga infinita de las sonrisas de los varones, siempre dispuesta a hacerle una fellatio a algun muchacho “amigo”, porque “me gusta” -dirá ese yo/alma débil que Nietszche escupía con el nombre de “sujeto” que es nuestra peor enemiga internalizada, hecha carne, nuestro microfascismo generizador personal.
Devenir otra, ya se ha dicho al infinito. Esta vez otra vez de nuevo, hacerlo. Devenir por fuera de las categorías mujer hacia las potencias de la manada y la enunciación colectiva que no reterritorialice el hetero-capitalismo ni sofistique -gracias a nuestra complicidad- los aparatos de captura de nuestro género (y de tantos otros), para huir, juntas, por el río de la potencia infinita. ¿Cómo hacer? Por ahora, desistir, dejarse caer, decir No, Opt out, I prefer not to. Y desconfiar ahora y siempre de cualquier deseo expresado por un Yo individual en pos de un supuesto placer personal.
Por ahora, eso.



soy lo que hago con lo que hicieron de mi

www.leocatlove.blogspot.com
www.eticaamatoriadeldeseolibertario.blogspot.com

lunes, 12 de agosto de 2013

Pornosterrorismos sudakas Este sabado 17 a las 13 hs

el audio aqui:

http://www.ivoox.com/activate-17-08-2013-postpornografia-pornoterrorismo-audios-mp3_rf_2291048_1.html

http://www.ivoox.com/activate-17-08-2013-postpornografia-pornoterrorismo-audios-mp3_rf_2291048_1.html

PostPorno y Pornoterrorismo. Llamános y contanos si conocés estos movimientos, que te parecen? o si hacés algo relacionado. dale?
Radio Fm La Boca: +5411 4954 3607 // +5411 4951 3139 o mandarnos un twitt: @articultores

Conducen María Emilia, Mike y Franco. Invitada de luxxx: Leonor Silvestri (Buenos Aires) y una mini entrevista a Pamela Caruncho Franco (Stiago de Chile)


POSTPORNO
El postporno ¿Busca deliberadamente subvertir las reglas del porno tradicional? Cuestionan los modelos de sexualidad que sustenta la pornografía mainstream? ¿Desafía los cánones hegemónicos?. ¿Es la representación propia del movimiento queer? ¿Crea realidades disidentes del discurso normativo?

El concepto «postporno» fue introducido por el fotógrafo erótico Wink van Kempen y popularizado por la activista, trabajadora sexual y artista Annie Sprinkle. Surgió como un nuevo estatuto de la representación sexual: a través de una deconstrucción de la heteronormatividad y naturalización, Sprinkle nos hizo pensar en el sexo como una categoría abierta para el uso y apropiación del placer más allá del marco de victimización de la censura y el tabú. El movimiento se encuentra hoy totalmente activo y resulta corresponderse con un ambiente creativo y revolucionario que nos llama a reflexionar sobre lo que es una imagen pornográfica, lo que es el género, y todo lo que, en definitiva, se plantea el llamado transfeminismo.


PORNOTERRORISMO
(manifiesto anónimo que como dice al final del texto, podéis intervenirlo: dejad comentario o mandar intervención a...)

Existe una guerra allí afuera. Una guerra contra esta sociedad y contra esta civilización que se derrumba. Es una guerra bien curiosa. Solemos confundir al enemigo, equivocar sus santos y sus señas, pensar que nos enfrenta. En esta guerra bien curiosa también solemos confundir a lxs aliadxs, puesto que, muchas veces, es una guerra contra lo que en nuestros cuerpos habita, contra nosotras mismas. Otras veces es una guerra que primero debe hacer que el enemigo/problema tome forma para poder atacarlo.

Bajo este nuevo orden incierto, un personaje conceptual, una ficción de la modernidad, como todxs nosotrxs, ha creado un concepto de suma utilidad. Un concepto como tantos otros. Conceptos son cosas tales como Máquina de guerra, Luddismo (Sexual), Aparato de Captura, Situacionismo, Surrealismo, Personaje Conceptual, Anarquismo, Asignación biopolítica, Sociedad de Control Farmacopornográfico, Proyectil Fetal, Solidaridad, Realidad, Vegetarianismo, etc. (texto completo: http://pornoterrorismo.com/2010/09/28/manifiesto-pornoterrorista-anonimo/)


Invitada de LUXXX, LEONOR SILVESTRI
Leonor Silvestri es una activista de género anarquista, poeta, performer, ensayista, filósofa y especialista en Letras argentina. Se define a sí misma como persona biopolíticamente asignada al sexo "mujer" y es una referente destacada en Argentina de la teoría Queer. Fue fundadora e integra del colectivo Ludditas Sexxxuales, con que se plantea como tarea la "deconstrucción o la destrucción de los mandatos sexuales, del statu quo sobre el amor sentimentaloide y romanticón almibarado, de los estereotipos sexuales y de género". Su activismo, sus performances y su trabajo literario se relacionan con la teoría Queer, aunque con ciertas críticas, en especial del enfoque de Monique Wittig, la corriente postporno y la deconstrucción de la heteronormatividad.

http://manadadelobxs.tumblr.com/
http://luddismosexxxual.tumblr.com/
http://ludditastexxxtuales.blogspot.com/
http://luddismosexxxual.blogspot.com/


Pamela Caruncho Franco: (Stgo de Chile, 1975) Soy profesora de filosofía tengo un diploma en genero, cultura y sexualidad de la U de chile, tengo un master en educacion, realizo un doctorado en estudios interdisciplinares de genero en la Universidad Autónoma de Madrid, he sido becaria del IUEM /UAM, beca AECI; CONICYT CHILE. he realizado estancias en Lund/Suecia instituto de género. ...estoy trabajando en tematicas de género hace 12 años ya! conozco un poco el panorama europeo y americano en las tendecias de los estudios de género, he publicado algunas cosas... mi tesis es sobre epistemes feministas bla, bla, bla. Qué mas puedo decir de mi?...

lunes, 5 de agosto de 2013

Rash- SP + Luddismo Sexxxual

SOBRE A ATIVIDADE DE 6 DE FEVEREIRO E OUTRAS COISAS MAIS

 http://rashsp.noblogs.org/post/2013/04/02/sobre-a-atividade-de-6-de-fevereiro-e-outras-coisas-mais/

ludditaspunxson2
Nunca um evento organizado por nosso coletivo despertou tantas paixões como este que deu início às nossas atividades públicas de 2013. Desde que começamos a divulgar a discussão do dia 6 de fevereiro sobre o Luddismo Sexxxual, foram frequentes as manifestações de ira vindas não só da pilantrada nazifascista como também de devotos das seitas anarco-clichês, que nos amam tanto quanto os pilantras. Isso nos da muita satisfação, pois demonstra que nossos esforços para estabelecer uma rede de alianças improváveis não só estão corretos, como são urgentes e necessários para a guerra em curso.
ALIANÇAS IMPROVÁVEIS TRAZEM CONSEQUÊNCIAS IMPROVÁVEIS
A ideia de ampliar nossos contatos para além do campo do rolê punk-skin, no início, tinha o objetivo prático de somar forças na luta contra as quadrilhas nazifascistas em São Paulo1. Esta primeira fase, que tornou-se pública com nossa participação na Marcha Contra a Homofobia do início de 2011, teve seu ponto alto na reunião que realizamos em abril daquele ano, na qual pela primeira vez juntamos diversos grupos de punks e skins antifascistas, ativistas feministas e dissidentes sexuais para discutir estratégias de resistência à violência nazifascista que naqueles dias começava a se tornar frequente nas ruas da cidade.
Essa aproximação com grupos e pessoas que não pertencem diretamente ao universo do rolê contribuiu para ampliar nossa compreensão da realidade, confirmando algumas ideias que há tempos rondavam nossas cabeças. As principais delas:
  • ao contrário do que a polícia e a mídia sensacionalista que lhe faz eco querem fazer crer, os membros das quadrilhas nazifascistas não são “monstros” que na sombra da noite saem dos esgotos onde vivem para atacar suas vítimas. Na verdade, são exatamente o oposto disso: “pessoas normais”, que trabalham, estudam, têm família, se relacionam com pessoas da sociedade, amigos e colegas e, aos domingos, vão à igreja e almoçam na casa da avó. Compartilham dos mesmos valores racistas, machistas e homofóbicos que o delegado, o apresentador de programas policiais da TV, o humorista “politicamente incorreto” ou o pastor pentecostal e levam às últimas consequências a defesa desses valores, agindo como tropa auxiliar da polícia2;
  • declarar-se antifascista e trocar porrada com quadrilheiros nazis nas ruas não nos liberta, como num passe de mágica, desses valores e práticas que, na verdade, são os de nossos inimigos. Fascismo e Antifascismo não são dois times de futebol, suas diferenças não se limitam à “cor da camisa” e só seremos coerentes se combatermos também as atitudes reacionárias presentes em nosso próprio movimento.
A discussão sobre o feminismo que realizamos em conjunto com x coletivx jubiladxs, em novembro de 2012, foi um primeiro passo nesta luta contra o “nosso próprio fascismo”. Naquela atividade se evidenciou o quanto a cena antifa punk e skin é machista e sexista, e como os espaços de ativismo libertário em geral não são lugares seguros para as mulheres. No final, nos ficou claro que só conseguiremos aprofundar a discussão e definir estratégias para o combate direto a esse problema gravíssimo se pararmos de repetir os lugares comuns bonitinhos “contra os preconceitos” e metermos o dedo na ferida, caso contrário apenas cobriremos a sujeira protofascista com um verniz “anti-machista”.
marcha2
Coluna Negra na Marcha contra a Mídia Machista em SP – 2012
Apesar das palavras de ordem contra a homofobia, piadas e comentários homofóbicos também são constantes na cena e esta nos parecia uma questão que necessitava ser discutida urgentemente3. Por outro lado, o nosso coletivo tem se posicionado de forma bastante crítica em relação ao mainstream LGBT de São Paulo e seu empenho em se integrar à barbárie capitalista – um empenho que se reflete em situações bizarras como as homenagens ao ex-prefeito Gilberto Kassab e ao star da direita pop Marcelo Tas em edições passadas da Parada LGBT de São Paulo. Precisávamos de alguém mais próximo de nossa visão antissistema para nos auxiliar na discussão sobre homofobia e sexualidades heterodissidentes e através de umx velhx amigx de nosso coletivo chegamos a Leonor Silvestri, então de passagem pelo Brasil.
LUDDITASEXXXUALESb
Luddismo Sexxxual nas paredes de Buenos Aires
Leonor aceitou o convite de pronto, ainda que aparentemente seus contatos aqui fossem mais próximos das anarkosseitas clichês que tanto nos “adoram” e muito provavelmente desaprovaram esse seu contato conosco. Havia um clima de apreensão no ar. O evento a princípio seria numa casa autogestionada, mas para facilitar o acesso dxs participantes acabou se realizando num velho edifício da região central, um símbolo histórico do poder em São Paulo e que de cara desagradou bastante Leonor4.
Muitas pessoas de fora do rolê confirmaram presença mas não apareceram e no final a grande maioria dos participantes era da cena rueira, o que nos deu muita satisfação, uma vez que a atividade havia sido pensada a partir dos problemas detectados no interior do movimento. Nossa ideia era que fossem abordadas questões como feminismo, teoria e ativismo queer e luta antissistema e então, como fizemos na atividade de novembro do ano passado, trazer essas questões para dentro da nossa cena.
O evento teve inicio por volta das 20h, num auditório grande com um “palco” para xs palestrantes e, num nível mais baixo ao do palco, cadeiras para os ouvintes ou aprendizes, estrutura que Leonor considerou abominável, sugerindo então que todxs ali sentassem no chão em círculo, quebrando qualquer hierarquia entre a “palestrante” e as demais pessoas presentes. O círculo sugerido acabou não se formando, em parte porque o piso do auditório não era plano, mas em degraus e também porque xs rueirxs somos incontroláveis e cada umx se acomodou como bem entendeu, no chão ou nas cadeiras, todxs ansiosxs para ouvir la luddita.
ludditaz
TERAPIA DE CHOQUE
Ludditas Sexxxuales foi um grupo de afinidade que existiu há um tempo. O nome homenageia os ludditas ingleses que destruíam as máquinas opressoras das fábricas do início do século XIX e transporta esse espírito ao conceito de inconsciente como uma fábrica produtora de desejos de Deleuze e Guattari. As ludditas sexxxuais, então, seriam destruidoras dos desejos impostos pela ditadura heterocapitalista. Leo Silvestri apresentou o livro mais recente das Ludditas Sexxxuales: Ética amatória del deseo libertario y las afetaciones libres y alegres, que nasceu da constatação de que praticamente tudo o que foi pensado em matéria de novas formas de relações afetivas pelxs libertárixs e revolucionárixs dos tempos heroicos teve como matéria-prima as relações heterossexuais. O livro pretende contribuir para a desconstrução do amor romântico, um dos mais eficazes instrumentos de controle do que as Ludditas Sexxxuales denominaram “Regime Heterocapitalista Contemporâneo Global Integrado e Cognitivo”. A conversa iniciou-se em torno desses temas.
Leo não tem papas na língua e sua mensagem é clara: o capitalismo e a heteronorma devem ser destruídos, de uma vez por todas, agora e sua receita para isso é gasolina + fogo. Não há reforma, não há lutas por direitos civis possíveis neste sistema que apodrece mas nunca desmorona. Chocou os antissistema gay-friendly ao dizer que não gosta de héteros e nunca vai colar em suas festas. Aos heterodissidentes que se queixaram de discriminação nas entrevistas de emprego, por exemplo, disparou: “O que vocês ainda esperam dos patrões? Criem suas próprias cooperativas de trabalho!”.
Queríamos saber o que é queer, teoria e ativismo. É algo que não se fala nem se faz por aqui, a não ser, talvez, por alguns casos isolados. Não vamos e não queremos nos aliar com grupos como a Associação da Parada do Orgulho LGBT de São Paulo, uma organização elitista que não pensa duas vezes antes de bajular o poder ou chamar a polícia militar para expulsar seus desafetos políticos da marcha. Queríamos conhecer o pensamento e a prática heterodissidentes mais radicais, que não têm por objetivo principal garantir a participação plena na barbárie capitalista. Leo disse que tem muitas críticas à teoria queer tal como está sendo feita atualmente, mas não gosta de tratar dessas questões em ambientes predominantemente heteronormais, como era, segundo ela, o caso de nossa atividade. Preferia falar sobre a guerra contra o heterocapitalismo.
Leo Silvestri sabe latim, filosofia e kick boxing e – o mais importante – transforma esse conhecimento em munição contra o inimigo. Um aspecto importante de sua fala, e que ficou como pano de fundo de sua intervenção, é que não se deve ter piedade na hora de identificar e destruir os mecanismos de controle do sistema presentes em nós mesmos e que alimentamos e replicamos no dia a dia. E talvez, como dito no início deste texto, o ponto crucial é a ruptura individual com esses mecanismos que são considerados “naturais” nesta sociedade (“colocar o dedo na ferida”). Seríamos hipócritas se dissermos que estamos livres disto, pelo contrário, a ideia talvez seja ao menos admitirmos que estamos imersos na dita sociedade de controle e que replicamos no dia a dia tal estrutura.
A fala de Leonor incomoda, porque nos faz perceber que alimentamos o sistema no nosso dia a dia, sem que gente se dê conta. Identificar a hipocrisia nossa de cada dia é um ato de coragem e de autoanálise árduo e, talvez, o primeiro passo para alterarmos o percurso de nossos coletivos no questionamento a este sistema falido.
ludditaz2
A RASH-SP é um coletivo heterogêneo, não considera as práticas sexuais de seus participantes um fator determinante para nossa organização – heteros, homos, bi, trans, inter… todxs são bem-vindxs, desde que aceitem os Pontos de Unidade da RASH United. No entanto, reconhecemos que, apesar do tradicional discurso anti-homofóbico, sempre compartilhamos de uma visão heteronormalizante do mundo. A ideia da heterossexualidade como um regime político ditatorial ainda é algo novo para nós mas, a princípio, nos parece um meio bastante eficaz para se compreender uma série de opressões.
Consideramos que esse evento foi um grande avanço, tanto para nosso coletivo quanto para a cena rueira de SP. Apesar da desconfiança mútua inicial e de divergências em relação a determinadas questões, consideramos Leonor uma aliada e esperamos contar com sua presença em nossos rolês futuramente, afinal, estamos juntxs na tarefa de colaborar para que este sistema desmorone.
Antes de terminar, gostaríamos de dizer aos pilantras nazis que deixaram mensagens aqui nos chamando de “bichas”, com a ilusão de nos ofender, que somos muito mais bichas do que vocês são capazes de imaginar. E também mais negrxs, mulheres, sem-teto, defs, faveladxs, putas. Somos muitxs, somos piores que seus piores pesadelos e estamos em todas as partes.
Para quem quiser saber mais sobre as Ludditas Sexxxuales:
http://luddismosexxxual.blogspot.com/
http://luddismosexxxual.tumblr.com/
http://ludditastexxxtuales.blogspot.com/
NOTAS
1O espírito dessa fase pode ser resumido na frase com a qual concluíamos vários documentos da RASH-SP então: Somos muitxs, somos todxs – eles estão sós com seu racismo.
2Exemplos desta colaboração entre quadrilheiros nazifascistas e a polícia não faltam: lembremos só as tentativas policiais de induzir vítimas de agressão na região da rua augusta a não fazer boletim de ocorrência ou as ameaças de bandos fascistas contra estudantes, funcionários e professores da USP durante a greve de 2011.
3Naquela reunião memorável de abril de 2011, que citamos anteriormente, um punk bastante considerado por todxs nós por seu empenho em combater a pilantrada nas ruas afirmou diante de todxs que os ataques homofóbicos que estavam ocorrendo na região da Avenida Paulista naqueles dias tinham destaque na mídia burguesa e seriam investigados pela polícia porque “os gays têm dinheiro”. Essa afirmação falsa e preconceituosa, apesar do mal estar que causou em boa parte dxs participantes, não foi contestada por ninguém naquele momento, apesar de todxs aquelxs antifas anti-homofóbicos e mesmo ativistas heterodissidentes presentes.
4Por outro lado, nossx velhx amigx, figura versada nos aspectos sobrenaturais do ambiente urbano, considerou positiva a escolha do local, sugerindo que nossa reunião ali teria de alguma forma desestabilizado as energias nefastas e fascistizantes que emanam daquele ponto geográfico e se espalham por toda a cidade. Como materialistas dialéticxs, nós do coletivo nos abstemos de opinar a respeito.

domingo, 4 de agosto de 2013

Vicente Luy

Vicente Luy (la entrada original en el viejo blog es esta http://leomiau76.blogspot.com.ar/2012/12/vicente-luy.html)

no voy a decir nada muy ingenioso.
vicente luy se murio, o se mato, o lo suicidaron (que es lo mas usual en estos casos) y yo me entere por una red social, porque lxs amigxs alla en buenos aires estarian haciendo otra cosa -lxs amigxs siempre estan haciendo otra cosa, cuando estas cosas ocurren, y asi la gente se mata, vio?-

tenia 50 años. una edad razonable para pegarsela.

no lo conoci en persona y es probable que de haber sido amigos hubieramos peleado.
sin embargo, los descondificados de los ordenes del capitalismo -especialmente cuando escriben poesia- me interesan muy mucho.

Vicente cometio un par de errores en los ultimos tiempos:
creyo que se podia vivir de la poesia (yo insistire que no es "de" la prepocision sino "para", "con", "por...)
creyo que la caterva de imbeciles indie (Florencia Ruiz que primero le dio asilo, y luego llamo al Borda cuando no supo que hacer con el loquito -las niñas bien nunca saben que hacer con los loquitos-, y todo ese sequito de infradotados que luego van a un homenaje y hablan de el como el gordito ese de minimal que alimenta su ego a punta de farinaceos).

es una gran pena morirse solo, morirse por amor, morirse sin amigos y que despues te hagan un homenje.

Vicente decia que la vida era una mierda y que por eso la recomendaba. mucha razon: la vida es una mierda pero vivir esta bueno. todxs nos merecemos un siucidio digno cuando lo decidamos y un par de certezas vitales, especialmente nos merecemos algunos amigos que no le tengan miedo a la locura o que en su defecto se declaren cobardes e impotentes y se larguen de nuestras vidas sin previo aviso, sin llamar a un neuropsiquiatrico.


Post-scriptum: cada tanto se que algunxs de estos imbeciles traidores en los que vicente confio me leen. yo recordare siempre sus nombres adonde vaya, y lo que hicieron con una persona que confio en ustedes y a la cual ustedes dejaron todavia en mayor soledad.



  Me gustó una chica fea.
Mucho me gustó.
Y luego me encantó cómo besaba a su chico.
Es actriz, y él dibuja.
Amigos nuevos que no sé si volveré a ver.
Estoy saliendo a la calle
y a donde voy pido el micrófono, y leo.
Todavía temblando.
Pero ya se pasará.
Y si no, subo a 2 PROZAC por día.
Voy a devolver la poesía a su sitio.
Por lo menos en esta ciudad.-


Vicente Luy editado por Editorial Crack-Up

La heterosexualidad como expropiacion de las potencias

La heterosexualidad es un diagnóstico médico de la modernidad. La heterosexualidad (a diferencia tal vez de otras subjetividades y cuestiones, tales como raza o clase) tiene la capacidad de expropiar las potencias de sus usuarios, de encarnar en la materialidad de sus cuerpos y de sus goces, de hacer que sus usuarios deseen esa escena de sometimiento y constreñimiento de las potencias llamada heterosexualidad como régimen político acríticamente. Excepto una imposibilidad de pensar por fuera de un binomio hetero/homo... no me parece que haya dos opciones ni dos sexos ni dos géneros, los devenires son múltiples y son todos menores. 
La heterosexualidad no es una opción sexual, un sentir (por eso nadie a los 12 años dice algo así como "Mamá, tengo algo que contarte y espero jamás dejes de quererme, pero la verdad es que soy heterosexual". Nadie elige ser heterosexual, vos tampoco, estarás acostumbrado a la heterosexualidad como régimen político hasta hacer de esa cárcel de las potencias el lugar donde más te gusta vivir; sin embargo, no lo elegiste. se te impuso, y se te encarnó, y a fuerza de recibir premios por tu buena performance dentro de ella, aprendiste a desear el deseo sometido, a desear el sometimiento del deseo, la anulación de tus potencias.
La heterosexualidad tiene la capacidad de expropiar las potencias de sus usuarios, de encarnar en la materialidad de sus cuerpos y de sus goces, de hacer que sus usuarios deseen esa escena de sometimiento y constreñimiento de las potencias llamada heterosexualidad como régimen político.
 
La lucha, como dice Nietzsche es contra los regímenes, cada quién sabra qué hace cuando se encuentra dentro de un régimen hegemónico y despótico gozando placidamente de los privilegios que le otorga ese estar ahí, esa situación.
 Existe vida por fuera de la dialéctica y los binomios. Para quien consigue vivirla... claro está.
Todas las otras expresiones de género que no se corresponden con la heterosexualidad como régimen político desnaturalizan y visibilizan como la heterosexualidad es efectivamente un  régimen afectan ansiosamente la estabilidad de dicho régimen. Ergo los usuarios del régimen, usualmente, oprimen, muchas veces hasta la destrucción, a todas aquellas corporalidades que, concientemente o no, fugan de la heterosexualidad como régimen político, y del binomio.
La pregunta debería ser por qué se defienden con tanto ímpetu los órdenes mayores en vez de abandonarlos, incluso cuando todo el mundo sabe, ante la evidencia incuestionable que esos órdenes mayores son opresores y opresivos, asesinos y totalitarios entre otras tantas cosas... la pregunta  es por qué el ser humano defienden hasta aquello que lo encadena puesto que no conozco cadena mas rígida que la heterosexualidad para un cuerpo biopoliticamente asignado al sexo mujer, y sin embargo, ahí están ellas, defendiendola, defendiéndo no la muerte del régimen, sino un régimen mejor, más inclusivo, tolerante, y respetuoso.
Afortunadamente no soy de izquierda para ver qué hago con la gente, cómo la ayudo, la gente tiene que ver que hace ella sola con si misma, solo sé que hago yo con mis propios privilegios, no es eso obvio?
 Tampoco tengo problemas en visibilizar la violencia del opresor que nada tiene que ver con la bella y violenta reacción del oprimido contra el opresor, de la víctima que se empodera y lucha contra su verdugo. 
 

vieja nota del periódico anarquista El Surco



una nota que me hizo el surco en el 2011 y que le puso los pelos de punta  a dianita en españa porque el periodico decidio denominarme "pornoterrorista"...ufff, la propiedad privada del artista por todas partes!!!
...................



Entrevista a Leonor Silvestri: Porno-terrorista y Luddita Sexxxual

http://periodicoelsurco.wordpress.com/2011/11/17/entrevista-a-leonor-silvestri-porno-terrorista-y-luddita-sexxxual/
 
Entrevista a Leonor Silvestri: Porno-terrorista y Luddita Sexxxual  
Por Grupo Anarquista El Surco
Entrevista realizada el día 22 de septiembre 2011(19:00 hrs.)
ES: ¿Hace cuánto que estás en Chile…? Cuéntanos de tu visita… ¿Cómo ha sido tú visita?
LS: Llegué el 1° de septiembre (2011) y tenía ganas de venir para acá… Es el tercer año consecutivo que vengo a Chile, este fue el más largo y el mejor organizado y hablé con un par de amigas y afines, de que tenía ganas de montar algo y creamos una colectiva espontáneamente a la cual denominamos Rita Lazo, que si dan vuelta el nombre, ponen primero el apellido, se darán cuenta de por qué nos llamamos así (La-zorrita), organizamos un mes de trabajo sobre desobediencia sexual y amadrinamiento de las tomas de los liceos, especialmente de un liceo, que es el Liceo Experimental y Artístico de Mapocho y Lourdes (de Quinta Normal), que cuenta con una Huelguista de Hambre, de quince años, que se llama Carla… durante un mes, y a ese mes le llamamos La Puta Patria. Y a eso vine, a organizar talleres, conversatorios, encuentros, jornadas de desprogramación, lectura de poesía, en fin, y la participación con el resto de las amigas y en las movilizaciones, y en las tomas…
ES: ¿Y una especie de evaluación?
LS: Todavía no me fui… (No me he ido), pero estoy muy contenta. Está funcionando muy bien, la manera en la que nos organizamos, espontánea y basada en nuestros deseos, sin programa de acción, o sea la que tenía ganas de hacer algo conmigo, se agenciaba un lugar, y bum lo hacíamos, especialmente en espacios públicos, ya les decía, tomas, liceos, universidades hasta casas particulares. Con talleres que iban, desde, no se, conversatorios sobre teoría queer hasta orgías de desprogramación ritual. O sea todo muy diverso. Y a mí me parece que es un formato que sirve para trabajar en otras regiones y que no tiene la pesadez molar, de los mastodontes de los colectivos, que se toman muy en serio…. Donde tenemos que estar de acuerdo con ciertos principios… Funcionabas por deseo y por amistad. Si tenemos ganas lo hacemos, la que tiene ganas viene, la que no tiene ganas no viene…
CF: ¿Tu formación primera viene de la literatura…?  
 LS: Yo estudié en la Universidad FilologíaClásica, latín y griego, y me dediqué a un autor, durante cinco años, que se llama Catulo, un autor del siglo I a. C. nada que ver, pero esa es otra vida que tuve, que ya no tengo más. De cuando era investigadora de la Universidadde Buenos Aires (UBA), un proyecto de formación académica. Ahora estoy en otra vida, donde no creo que el conocimiento, lo que llamamos conocimiento, la filosofía, se geste en las instituciones así llamadas universitarias…

 CF: ¿Y cómo llegas a las intervenciones callejeras? ¿Cómo pasaste de esa institución, la UBA, al espacio-calle…?
LS: Digamos que siempre tuve una para ahí… Porque primero yo trabajaba dentro de la… con el grupo GLTB, a pesar de que era investigadora de la UBAy todo lo demás, y también, desde no se, bandas de rock, música; no es que me sea un mundo completamente ajeno, el de la performance y la intervención callejera. Y en el activismo, oscilando siempre estuve; y después, a partir de los 25 (años), radicalmente me dediqué a eso. No es que fue nuevo para mí. No sé. Mi primer libro de anarquismo lo leía a los 13 años, por decirte algo.
ES: ¿En qué consiste ese concepto de amadrinamiento de los liceos, las tomas…? Para llevarlo al contexto de lo que está pasando en Chile… ¿Cómo lo llevaste a la práctica y qué juicio te ha valido la experiencia de apoyar a los cabros en toma, la experiencia de todo eso?
 LS: Las chicas (de la colectiva) ya estaban trabajando. Yo lo único que hice fue unirme a lo que ya venían haciendo. No fue una iniciativa mía, ni una propuesta mía… ya lo estaban haciendo. ¿Por qué ese liceo y no otro?, por pura casualidad. Y porque era un liceo bastante abandonado, con bastante poca prensa y mucha necesidad. Un amadrinamiento consta de cuestiones muy prácticas, juntar dinero para comprarles comida, las chicas iban a limpiar, antes de que yo llegara no, a ayudar a organizarse, hasta la gestión y producción de ciertos talleres, por ejemplo hicimos un taller de autodefensa, dimos también un taller sobre huelga de género, huelga de vientres y huelga humana. Bueno, y la difusión de ciertas ideas. Trabajando con la comisión de apoyo huelguista, hicimos traducir los textos al inglés, al alemán, divulgar la información, hicimos una entrevista a Carla, una por video, y otra de forma escrita. En todo eso consta un amadrinamiento.  Y bueno, eso, me parece que ya está trillado el tema de lo que pasa en el movimiento estudiantil, que no voy a echar más luz al respecto. A nosotras nos interesa trabajar más con los liceos, que con las tomas de las universidades, porque me parece que lo piden en bien distinto. Es la diferencia entre quien quiere terminar el año y habla de calidad y quienes quieren cambiar el mundo. Está bien diferente la cuestión… y además el trabajo con cabritos tan chicos, que siempre es lindo, en el sentido más romántico e inocente del término, que con una persona que ya está completamente viciada, que quiere graduarse para tener una mejor pega y mejor plata, es diferente a lo que piden una chica como Carla y todos sus compañeritos que tienen un Liceo Experimental y lo que quieren es poder seguir estudiando arte circense en su escuela, y no pueden hacerlo porque su escuela es Sarajevo, en un país que vende y se promociona, esa es la manera que se lee económicamente en mi región, como un modelo a importar y después te das cuenta que estructuralmente está infinitamente peor que algunos países aledaños…
ES: Decías que tu primer libro de anarquismo lo habías leído a los 13 años ¿cuál es tu nexo con el anarquismo?, formación, deformación…
LS: Hay un texto de Block Black que se llama “Sobre el anarquismo y otros impedimentos para la anarquía”, me encanta ese texto… y yo creo en la anarquía… que se yo. A mí me gusta cuando la gente se viste de negro y quema cosas (risas). Pero mi trabajo nunca ha sido orgánico, de hecho no creo en el anarquismo orgánico. El anarquismo orgánico ha sido históricamente un impedimento para la anarquía, pero si me arrinconas mucho, como el feminismo, es uno de los lugares desde donde pienso el mundo. De hecho, no me considero una anarco-feminista, porque cuando decís anarco feminista, hay una persona, o suele haber, una persona muy esencialista, muy pro derechos de la mujer, atrás, pero digamos que son dos cuestiones, dos puntos de vistas epistemológicos, desde donde yo pienso el mundo…
ES: ¿Te aburren los anarquistas?
LS: Depende cuales, Block Black me encanta. Depende de qué entendamos, Severino Di Giovanni, me parece simpático…
ES: La gente que haz visto, con la que te haz relacionado…
LS: La gente me aburre en general. Me parece que hay que dejar de ser humano. Los seres humanos me aburren en general. Se vistan de negro o de rojo. Los heterosexuales me aburren más que los anarquistas, los heterosexuales me molestan, perdón… (risas)…
ES: ¿Por qué?
LS: Por que la heterosexualidad hoy en día, aunque no se critique, es un orden político, es una matriz de inteligibilidad que opera produciendo cuerpos, deseos, entonces, y además porque me parece que la heterosexualidad como identidad es un lugar privilegiado de no cuestionamiento. A los heterosexuales no les interesa cuestionarse y son la territorialización viviente de ciertas cuestiones como la propiedad privada, la monogamia, la individualidad, por eso…
ES: ¿Cuál es el rol que tiene el capitalismo en ese sentido, considerando que de alguna manera se establece o se despliega esa visión de que el mercado, de género, es capaz de dar cabida a todo en general?
LS: Es capaz, es así. Yo te diría que hay algo así como una norma social y que la norma social es heterosexual y que su magia es que esa hetero-norma, encarna en cuerpos y deseos sexuales, o sexoafectivos, que no reconoceríamos como heterosexual. De allí que tu tengas personas de las así llamadas GL, con deseos heteronormativos, una familia monógama, pareja, ahora bien, más que atacar eso, que lo hagan los fascistas, que para eso están los católicos, que están muy problematizados, porque los gays y las lesbianas se quieren casar, a mí me interesa ver como cada vez que alguien pide una reivindicación, para mí FOME, aburrida, desde ya, del tipo de derecho a tener un gato, o el derecho a comprar tomate, que es como el matrimonio, un poco peor es el matrimonio, pero es un derecho, de porqué no, sale todo este estamento heterosexual, represivo, autoritario, con lo peor de la homofobia y como todos los grupos supuestamente progres se pliegan a ese discurso de alguna manera, relativizando, o diciendo que habría que ver, entonces más que atacar al matrimonio, ya sabemos que el anarquismo históricamente se opone al matrimonio, ya lo dijo Foucault, el matrimonio es un organizador de la sexualidad, bla, bla, bla, eso está clarísimo, a mí me interesa ver como produce homofobia, o como hace emerger la homofobia, por parte de los heterosexuales que siendo tan capitalistas como los gays, de barrio rosa, o teniendo prácticas o formas de vida tan capitalísticas, como cualquier gays con tarjeta de crédito, salen a atacar a los gays. Se entiende lo que quiero decir. En España los gays… se aprueba la ley de matrimonio igualitario, y aparece una manifestación donde católicos recalcitrantes de casi un millón de personas sale a las calles. Eso es lo que a mí me interesa, analizar, lo otro claro, ya sabíamos, que no hay que casarse, que no hay que tener hijos, pero tampoco hay que ser heterosexual, viene de la mano de los devenires pos identitarios, no hay una cosa, sin la otra. Quién crea que casarse es simplemente firmar un papel, delante de una institución estatal, se equivoca, por que la cuestión de la producción de deseos… es una cuestión molecular interna, ya un vínculo monogámico de pareja reproduce eso.
ES: ¿Cuáles es la reivindicación que tú haces? Como respuesta a eso.
LS: Yo no hago ninguna reivindicación… (risas)…
ES: Por decirlo de alguna forma…
LS: Yo soy como el guasón… como el guasón en la última Batman, el perro que corre los coches, no tengo plan. No me manejo en el mundo de los derechos y las reivindicaciones, lo que a mí me interesa hacer es la creación de nuevos deseos. La creación de nuevos deseos y de nuevas formas de vida. La producción de eso.
ES: Dentro de los talleres que trabajaron en el Liceo Experimental cuáles eran las temáticas que abordaban…
LS: En el Liceo Experimental dimos dos talleres y hasta el momento uno era Huelga de Género, Huelga de Vientres y Huelga Humana, que justamente ese integra tres corrientes. La corriente de ciertos presupuestos del feminismo radical, que el feminismo de la segunda ola, el feminismo de la década del 70, donde estas mujeres que eran lesbo feministas con un discurso muy radical, yo no adhiero plenamente a lo que ellas dicen, pero rescato esa virulencia en la oratoria y la negación flagrante y de cuajo a la maternidad o sea se negaban a ser madres, decían que había que cerrar las fábricas de producción de seres humanos. Y Eso lo uno con la Huelga Humana, que lo propone un grupo insurreccionalista francés que se denomina Comité Invisible o Tikkun, un grupo actual, que hablan dela Huelga Humanade cómo hacer por oposición ala Huelga Obreray el qué hacer propia de las lógicas marxistoides; y a la idea de Huelga de Género de Beatriz Preciado que es una pos feminista que radica en Barcelona, española contemporánea, donde ella dice, siguiendo a Morin Bitique y otras pensadoras, que el género es un ideal regulatorio que construye cuerpos, las subjetividades y los deseos y que puede ser descompuesto, mediante, deconstruido o atacado mediante un montón de dispositivos o máquinas de guerra privilegiados, pero uno de ellos tendría que ver con el desistir; como las feministas radicales que desisten a la maternidad; como estos tikkun que desisten a ciertas prácticas humanas. La cosa es desistir a las prescripciones que nuestros géneros dictan…
CF: ¿Y ahí cómo entra tu cuerpo?
LS: Por la puerta (risas).
 CF: Digamos en esa relación discursiva cómo opera performativamente tu cuerpo…
LS: No se si entiendo tu pregunta… Yo soy una persona rara si a eso te referís…
CF: No, no… me refiero, de alguna manera, a la investidura que asumes por ejemplo en la marcha…
LS: Bueno, depende de la marcha… depende del tiempo, y depende de no se, a mi me hubiese encantado enla Marchade las Putas, andar desnuda, pero me dijieron que si me ponía en poto, iba a durar cinco minutos… Si duro cinco minutos, como soy extranjera me iban a deportar, si me deportan no iba a poder ir a Valparaíso a hacer los talleres, ves, no me puse desnuda todo lo que me hubiese gustado, pero si en esto en particular, en esta marcha en particular, llevé un arnes rojo, enterizo, o sea estoy desnuda, con un arnes con una tula de plástico que se llama Papá Pitufo, y bueno, es como una irrupción con un cuerpo diverso, con prácticas sexuales diversas en el espacio público… Digo hay una lectura de lo que es puta, eso que tenía puesto lo representa quizás, un dildo etcétera, y en cuanto al cuerpo que se yó, harto trabajo para deconstruir, lo que se ha construido en el sentido, de los talleres de autodefensa, las prácticas de deportes de combate… No es que sea demasiado buena, ni demasiado disciplinada, pero si soy más que otros…
ES: En el último tiempo en Chile se ha dado mucho el tema de la discusión de la igualdad de los homosexuales ¿qué opinas?; y con respecto al tema del aborto también, durante ciertos momentos se ha generado un debate moral, no sé como denominarlo, y cuál es tu postura… ¿Cuál es tu planteamiento con respecto al tema del aborto?
LS: Bueno, hicimos un trabajo y participamos en una taller sobre, básicamente aborto, una jornada que hizo Huelga de Vientre que ahora esta teniendo curso en toda una semana de discriminalización y autogestión del aborto y también con la colectiva 28 de Valparaíso… y yo aborté y lo volvería a hacer, como dijo uno de mis carteles que llevé en Buenos Aires ala Marchade las Putas, así que estoy completamente de acuerdo con que, el cuerpo que no necesariamente es una mujer, porque un varón trans podría ser también que porta un embarazo no deseado, puede interrumpirlo y en cualquier semana de la gestación, bueno por su propio deseo… así de simple… que lo pueda hacer… de la manera menos insegura… y más despenalizada posible… Creo que el aborto en sí es una intervención, como una intervención en el cuerpo es muy simple… y muy poco traumática y hablo la experiencia personal… Lo que lo hace traumático es el silencio que lo envuelve, la soledad que lo envuelve… el hecho de que está criminalizado, esto de que todo el mundo tiene algo que decir al respecto, como que carajo te importa lo que yo haga… si sobre otras cosas no opinás… por qué estás opinando sobre esto…
ES: Y en relación al tema del deseo, como entra el amor ahí…
LS: Nosotras creamos un concepto allá en Buenos Aires que se llama Luddismo Sexxxual, me parece que a eso estás haciendo referencia, que el amor es uno de los aparatos de captura privilegiada del hetero-capitalismo, que sobre todo captura de manera especial, y particularmente coercitiva e incisivamente a aquellos cuerpos bio-políticamente asignados, mujer, que tienen una gran necesidad y dependencia a esto que llamamos amor… para mí el amor es algo que comprás en una tarjeta el 14 de febrero, una película con Meg Ryan y Tom Hanks, que más puede ser el amor, o la abnegación de la madre que después descargará todo su sacrificio sobre el cuerpo del hijo… A todas estas imágenes me parece que hay que desprenderse y fugar… Que pasa… cuando a una le pasan cosas con la afectación con los otros… bueno mi propuesta es llamarle afecto y ese afecto tiene que ser alegre, libre, retomar aquella vieja idea del anarquismo del amor libre, no, pero no decirle amor, por qué no decirle amor, bueno, porque justamente ese es un juego pavote, pero no por eso menos real, donde el amor, tiene una falsa etimología, una raíz donde está la palabra amo. El otro día con un amigo escuchábamos una canción, que decía, típica canción, como las de Chayanne, “por vos haría cualquier cosa, por vos, y por amor…”, mi amigo decía ahí no hay ni que ponerla R, o sea (risas) no hace ni falta, bueno y esa es la idea que tenemos de amor. Como creo que hay ciertas palabras que no son resemantizables me parece, como dice una amiga mía, que para hacer nuevas cosas hay que utilizar nuevos nombres. Hay que usar otras cosas, justamente porque las palabras hacen cosas. Que no es lo mismo que decir que las palabras con una acción, la palabra no es una acción, pero si produce efectos. Entonces utilizar otra cosa, sin negar que una se afecta… De hecho por eso el sexo es un dispositivo privilegiado de construcción, porque no conozco estado más abyecto, estado más hondo, profundo, y de mayor afinidad  que el de la afectación que pasa por lo sexual. Por eso la propongo, como parte del modo de vida de la amistad. La amistad como modo de vida, pero que incluye las prácticas sexuales o sexo afectivas…
ES: Hay un sociólogo francés contemporáneo que se llama Michell Mafessoli que define la orgía más allá de lo sexual, menciona lo afectivo, lo social y un montón de otras cosas, y plantea que ésta siempre ha sido disruptiva para el orden occidental prometeico… ¿Qué opinas al respecto?
LS: Sí, y previo a eso… todos los cultos estáticos y orgiásticos que venían del mundo indoeuropeo incluido el dionisismo, tuvieron que ser cooptados como religiones totales, por su capacidad de éxtasis… que en griego, hace alusión a la idea, a la capacidad de hacer revuelta… de revolución. Éxtasis es una palabra que forma un verbo, que hace alusión a la idea de ponerse de pie, y todos esos cultos, producen éxtasis, un cisma, como la movilización, si quieres de unas placas tectónicas, como lo que pasa en Chile, que hay muchos movimientos sísmicos…
LS: Lo que pasa que la orgía… como el poder tiene mucha capacidad, o el hetero capitalismo tiene mucha capacidad de re-apropiación, por eso lo único que no cambia es el cambio, diría yó, de este modelo, que estamos hablando, o proponiendo, se suele entender por orgía algo así como una (no se entiende) charcha… muchos tipos cogiendo a una mujer… esa no es la propuesta de la desprogramación orgiástica… o de lo que promovía el dionisismo… o de lo que proponían otros cultos estáticos que trabajaban con la orgía…
 ES: Interesante lo que señalas, ya que Mafesoli menciona en su estudio que la orgía, históricamente como ha sido disruptiva para el hetero-capitalismo, como tú señalas, genera fusión y confusión social,  y eso es lo entretenido de lo “orgiástico”, ya que ahí se funde el todo, se crea sociedad…
LS: Eso es lo entretenido de la insurgencia popular, de los encapuchados… el Caos, y ¿qué puede producir el caos? Pues no sabemos a priori, y a mí me parece interesantísimo de no saberlo de antemano…
CF: Y en ese sentido, ese sujeto “encapuchado” que utiliza una corporalidad, que lo define, con ciertas características, y con ciertas acciones ¿cómo estableces tu cuerpo en esa performance callejera o solamente trabajas desde el establecimiento del taller, desde el discurso? ¿Cómo traspasas esa visión de lo orgiástico al espacio de la calle? ¿O no?
LS: Depende del momento, y de la coyuntura… no siempre hago performance callejera… las performances que yo hago a veces son callejeras… y veces son en espacios semi públicos… con una idea de producir ciertas sensaciones, y ciertas estimulaciones… en quienes están ahí presenciando…
CF: ¿Y juegas a la provocación? ¿A la violencia…?
LS: Juego a la magia… a la violencia no juego nunca… si la puedo evitar… la evito… Lo que pasa es que a lo que la gente la violenta es que me vende la cara y me corte, ese es un presupuesto… a mí me parece violento, la maternidad me parece violenta, que las mujeres deseen tener hijos me parece violento, los hombres deseando penetrar mujeres me parece violento… el accionismo vienés, no me parece violento…
No sé, Piñera, me parece violento… y me parece muy violento también los padres golpeando a sus hijos… la escuela me parece violenta… ¿Entiendes la diferencia? Alguien tirando una molotov no me parece algo necesariamente más violento que la perversidad del orden institucional… es su consecuencia lógica…
CF: ¿Cómo definirías ahí la magia?
 LS: La magia la defino… tiene muchas definiciones…, pero como la capacidad de contagiar y producir, y crear efectos somático-discursivos, que todo encantamiento tiene una parte verbal… producir ciertos deseos… deseos que quizá, para que funcionen, tienen que ser olvidados que han intentado ser producidos… hay que desterrar que uno quiso eso… y también lo defino, también la defino como la única explicación posible del orden imperante…, por dar un ejemplo, en el paradigma de la ilustración, vemos que la gente hace las cosas que hace, porque estaban informadas… todo el mundo sabe lo que hace Mc Donalds y además todo el mundo sabe que la comida ahí es fea… y sin embargo la gente va y come… la única explicación que tengo ante eso, es mágica. Creo que la gente lo hace porque eso es mágico… Y a la magia, más magia… Entonces la única manera de combatir el deseo de consumir Mac Donalds es proponer otras formas de vida que sean más seductoras. Ante el deseo de una sexualidad hetero-capitalista, lo único que se me ocurre hacer es producir otro deseo… un deseo que sea más seductor, a eso le llamo magia… a esa capacidad de producir… como por arte de magia… y también la manera de crear una serie de dispositivos que subjetiven en sentido contrario de los subjetivos dispositivos que tenemos actualmente, llámese dispositivos, desde un aparato de captura, como la idea de amor romántico, hasta manejar un coche. No sé, el deseo de estudiar enla Universidad, el deseo de reconocimiento, el deseo de tener un buen trabajo… en un taller me dijieron, me explicaban… alguna chica así de Universidad, que se endeudaba enla Universidadporque era la única manera en la que iba a conseguir una buena pega poder pagar el gas…y a mí me llamaba mucho la atención, que eso lo pensara alguien de 17 años, o de 18, o de 19, en un mundo, en el que claramente más temprano que tarde no va a tener gas… o sea (risas) lo mejor que puede hacer ahora, en todo caso, es irte a tu casa con los libros de filosofía y ver como se hacen paneles solares, porque antes de que vos terminés de pagar esa deuda dela Universidad, en su ciudad probablemente ya no haya gas… Bueno, frente a eso vos no tenés que convencer a nadie, hay que ir a la evidencia y hay que producir contradeseos… yo no tengo tiempo para convencer a los heterosexuales de que se van a arruinar la vida siendo heterosexuales… lo que puedo proponer es un mundo más excitante y para eso uso mi cuerpo, como las actrices porno, que hacen las actrices porno, te convencen de que coger es bueno, con el cuerpo, en definitiva esa es mi pega…
ES: Históricamente el anarquismo, más clásico, siempre consideró la prostitución como “la hermana bastarda” de otros vicios y lacras sociales (como señalaban algunos) ¿cuál es tu rollo (planteamiento) respecto de la prostitución?
LS: El anarquismo más clásico, ya se han dado cuenta, que me produce urticaría…
ES: Es la provocación…
LS: Me molesta mucho la opinología… porque no tengo una posición sobre todo…
Lo que puedo decirte es esto que… en las sociedades hetero-capitalistas, o del Imperio tardío, que es lo que estamos viviendo ahora, todo trabajo es sexual… Dentro del trabajo sexual hay dos tipos de corporalidades. Corporalidades femeninas o feminizadas, léase, desde lo que se conoce como bio-mujeres o varones que venden su cuerpo, que para mí son todos cuerpos feminizados, estoy leyendo a Beatriz Preciado, es una crítica que le hace Beatriz Preciado al modelo de la división sexual del trabajo de Marx. Están esos cuerpos y los consumidores… que son cuerpos virilizados hegemónicamente… Yo estoy en contra del trabajo, como buena anarquista, todo trabajo, o sea todo trabajo, cualquier forma de trabajo, el esfuerzo para producir cosas no es trabajo, yo estoy en contra de todo trabajo… como estoy en contra de todo trabajo, no encuentro ningún trabajo digno… pues, como ningún trabajo es digno… entonces hagamos el que más nos pague en el menor tiempo posible… así liberamos tiempo para hacer otras cosas… y en ese sentido, mientras el hetero-capitalismo, sea hetero-capitalismo, yo creo que las mujeres deberían vender todas su cuerpo, para tener mucho dinero en poco tiempo… eso, por supuesto, lo digo ya,omo  para que no haya confusión, no tiene nada que ver con el tráfico humano… no tiene que ver, con que el día de ayer, veíamos las noticias con Julia (Antivilo), ayer en la noche aparecieran 35 cuerpos tirados en Tijuana en México, entendés… o sea todo el mundo sabe que eso es tráfico ya sea para la industria del porno snuff, ya sea para la venta de órganos, o sea… lo yo estoy diciendo no tiene nada que ver con lo otro, lo cual no quiere decir que todo esto se toque, pero es como decir que la ropa que usamos es toda de tráfico humano textil, habrá un tráfico humano textil, sin embargo, tenemos que vestirnos, si noes queremos abrigar… ahora yo estoy por la abolición del trabajo… creo que no habría que trabajar… trabajar del latín tripalium, que era una forma de torturar esclavos, entonces cuando la gente pide reivindicaciones tales como trabajo, lo que están pidiendo castigo, está pidiendo tortura, lo mejor que me pasa a mi en la vida es cuando no tengo que trabajar… y así y todo puedo sostenerme, la manera es cómo construir solidaridades y afinidades necesarias para poder trabajar la menor cantidad de tiempo posible como para socializar saberes que tienen que ver con formas de comer, reciclar comida, plantarla, robar… para trabajar cada vez menos, y también con la construcción de deseos, de desprendimiento, NO desear cosas o sea la mejor manera de no trabajar es no desear nada… o desear cosas tontas, como hoy que me quería comer una palta, pero no quiero una tele de plasma…
ES: En el programa de las actividades donde estás contemplada, y que ha ido informando El Ciudadano, está el de manada… ¿Qué hay con él? ¿De dónde proviene?
LS: Es de afuera, porque es francés, es de Guatari, es re- de afuera… y es re de afuera, porque además es de los lobos… es re de afuera…
ES: Que pasa con eso (en alusión a su ironía de “re afuera”)…
LS: Yo creo que el nacionalismo se escribe con Z. Imagináte que voy a dejar de utilizar un concepto, si yo creyera que las cosas se tienen que hace en el lugar donde vivo, estaría leyendo mitología toba, no creo eso… No hubiese leído nunca a Michel Foucault porque es francés… estaría leyendo a Mariátegui… no creo que con Mariátegui pueda ir muy lejos en el pensamiento bio-político… todo bien con Mariátegui, pero me parece que… entendés lo que te quiero decir… nunca me puse a plantear que me gustaba Picabia y que no era latinoamericano, y que a mí me tenía que gustar Nicanor Parra. Me gusta Parra también…, pero no tengo problemas con eso… por otro lado finalmente las cosas… hay que hacerlas, fijáte, que el anarquismo no se creó acá… vino un señor italiano de un barco miserable, se bajó y vino conla Idea… que se yo, esto es muy antigua el comercio y el tráfico de conceptos… así los griegos tuvieron su alfabeto… adaptando el que tenías los fenicios… ninguno se puso a pensar, che, esto no es nacional… dijieron tenemos que escribir… tengo que escribirLa Iliada. Yla Iliadacon el lineal A y el lineal B, que eran los sistemas de escritura previos, no vamos a escribirla porque es muy complicado… escribir con un sistema que ni siquiera manejas sílabas… No se hicieron mucho problema… a mí no me parece paradójico… me parece que simplemente ocurrió así… y que está buenísimo que ahora lo hagan otras personas… y no me hago mucho rollo… desde ya no creo en ningún tipo de unidad identitaria regional, de ninguna índole…
CF: Contabas al principio que no es la primera vez que vienes a Chile…
LS: He venido varias veces a Chile, por familia y todo eso…
CF: ¿Cúentamos de tus otras visitas….?
LS: La primera vez fue en Valparaíso, que vine al Encuentro de Mujeres Grafiteras, que lo estaba organizando una chica de afuera, que era una española (Álvarez) que tenía una beca, que usaba la beca para hacer otras cosas, y lo sigue haciendo, mantiene una okupa con la beca… yo tenía ganas de venirla a visitar y le dije que venía a cocinar… entonces fui la cocinera, y cociné para 60 mujeres… y después, al año pasado, con otro colectivo, que se llama Paila Marina, que no era un colectivo en el que yo participaba era un colectivo ya existente, organizamos una serie de encuentros con algunas cosas similares a estas (a la de la vista actual), y algunas cosas distintas… Y esa fueron las tres veces…
CF: ¿Y con Julia (Antivilo) cómo se armó la idea de “La Puta Patria”…?
 LS: No se como se armó… a Julia la conocí en diferentes actividades de las que organizaba la Paila Marina, y después Julia tenía que ir a hacer unas cosas a Buenos Aires, y vino y se quedó en casa; y nos hicimos muy amigas, entonces cuando le dije, este año, che, quiero viajar, quiero ir a verlas, hagamos algo… se fue dando esto… y la idea es que somos un grupo heterogéneo, que con más o menos experiencia, dentro del activismo, como te decía antes, a quién le interesa mover algo, desde lo que pueda de ese lugar, y demás, proponía; y después hay cosas que se fueron dando a partir de cosas que venía gente y nos decía che, no quieren dar una charla, yo manejo un colectivo, dentro de una toma, bla, bla,, y entonces ibámos, y así se fue gestando. De hecho no tenemos un plan de acción, un programa político, y nos manejamos desde la afinidad, y los deseos… entonces a la que le interesaba la orgía… se consiguió la casa, se consiguió el espacio, y para la difusión y el flayer, movió la cuestión para que cayera gente… No sé, Paulina Villacura que es música montó espacios de perfos, estuve haciendo perfos con ella, diaprima, así como más espontaneistas si se quiere…
ES: El hetero-capitalismo tiende a capturar o a mercantilizar todas estas especies de prácticas diferentes, por decirlo de alguna forma, ¿en qué puntos sientes tú, que lo que haces, o lo que tratas de transmitir mágicamente, no podría ser cooptado?
LS: A no yo creo que puede ser (cooptado) y en cualquier momento… se me viene a la noche, lo dejaré atrás… sin ninguna nostalgia… no pasa nada… se hace otra cosa… no pasa nada, tranqui con eso. Lo único que no cambia es el cambio… Panta Rey como decía Heráclito… si, si, es probable, porque como decía Guatari el capitalismo global integrado, tiene esa gran capacidad como voz dijiste, entonces habrá que fugar de ahí, nomadismo, nomadismo del deseo, deseos nómades, todo el tiempo, jugar…
ES: ¿Nomadismo animal, deseos nómades, manada…? ¿Qué relación hay con la liberación animal…?
LS: Bueno, yo no me alimento de muerte hace muchos años, porque lo hago, no tiene que ver con una cuestión de coherencia, yo no creo en la coherencia… la coherencia es un concepto que re-territorializa cuestiones eugenésicas, neo maltusianas y filo nazis, sino que creo en los dispositivos de subjetivación… por ende, yo elejí hace muchos años, subjetivarme en el basar mi placer y mi alimentación en la tortura, en la explotación y el sometimiento de otros, nada, no como carne… la leche me hace mal… aunque no se note… intolerante láctea, todo el mundo es intolerante lácteo, pero yo soy más por decirlo de alguna manera, por ese gen negro que es recesivo, los quesos no me gustan… así que ser vegana no me es gran problema, no es una gran dificultad, y he dejado de ser talibán. No leo lo que viene en los paquetes de las cosas, porque creo que hasta el agua que tomamos es ácida, no hay donde esconderse, no hay un lugar, adonde volver, que se llama el espacio natural donde vive el topos, no se puede volver allí… el agua, que ya le cae, al topo, a la madriguera del topo ya es ácida, frente a eso lo que hay que hacer es tomar las armas, ver cuan ácida es y ver que podemos hacer con ese ácido… (Risas)…