miércoles, 4 de septiembre de 2013

aforimos antiheterohumanos desde brasil

si pudiera elegir una mutacion genetica querria una cola prensil para vivir comiendo fruta colgada de un arbol, como un hermoso organismo simbiotico. donde empieza uno donde termina el otro? los humanos hemos perdido el rumbo, y eso tiene ya mucho tiempo, quizas desde los neathertal ya no sabemos como no ser mas individuos y volver a formar parte de una ecologia, como una avispa teniendo sexo con una flor. no?
.....

escuchar al cuerpo disminuido en sus potencias lamentarse y entonces acercarme a los encuentros que me potencian me hacen mas alegre me vitalizan me expanden y me incrementan en cuanto a mis potencias

no ha sido la razon o la conciencia quien ha decidido, ha sido el cuerpo vital empoderandose

mas bien ha tenido que ver con parar la cabeza, y dejar de hacer, que con hacer despues de ponerse a pensar.

vivir siendo rubia novia de surfer skater violador y golpeador como cuando tenia 19 no tiraba nada.

pero no fue una decision conciente, como le gustaria al bueno de marx cuya vulgata cristianuchi reterritorializa en las buenas intenciones moralizantes acratas.

....


vine definida de fabrica como mujer y como heterosexual
politicamente soy torta
y si hace falta trans

pero algo no soy seguro y de eso no caben dudas con solo mirarme: nadie podria jamas confundirme con una o un heterosexual o con un biovaron, y me jacto de ello, me parece bellisimo no parecerme a los lideres del mundo, no estar ni cerca de los ordenes mayores.

despues tengo las potencias suficientemente expandidas como para conseguir deseo con todo tipo de cuerpos, con todo tipo de miembros y volumenes y colores, y excitarme.

me llevo un trabajo expandir esa potencia. tuve que ganarle terreno a la inundacion heterohumana que formateo un tipo de heterodeseo.

pero si alguien me pregunta que soy diria claramente nada que sea heterosexual. me repelen los y las heterosexuales, me parecen aburridos mediocres sexualmente poco divertidos con deseos anodinos chatos

no parecer hetero, no vivir como una, no desear heteros, me parece una cuestion fundamental, ocupar los ordenes menores hasta que me agiten en el devenir del flujo infinito impersonal.

y sobre todo no ser la novia bienhabida (diganle companiera, amante o como gusten) de ningun muchacho progre.


......

desearia volver a buenos aires y que por arte de magia
1. las lesbianas ya no desearan ser mujeres de bien heteronormales madres de familia y profesionales prestigiosas, sino tortas zafadas sedientas de bardo sexo sangre y fuego
2. las maricas ya no fueran ni mariconas misoginas anticoncha desafectadas ni nuevos ken heterocapitalistas
3. las travas y las trans gustaran de las conchas y nunca nunca dejaran de ser barderas antisistema molestando y arrasando en la discoteca
4. los heterosexuales ya no existieran
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario